España

El PSOE estudia quitar a Margarita Robles la Presidencia de la Comisión de Justicia

Bastaría darla de baja directamente como miembro de esa comisión y pasarla a otra

Margarita Robles, el pasado lunes en el Congreso tras presentar las alegaciones contra su sanción
Margarita Robles, el pasado lunes en el Congreso tras presentar las alegaciones contra su sanción - Efe

El Grupo Socialista está barajando la posibilidad de cambiar de comisión a los ocho diputados socialistas díscolos, mas los siete del PSC que votaron «no» a la investidura de Mariano Rajoy, para quitarles las portavocías y presidencias o vicepresidencia de comisión.

El caso más llamativo sería el de la exmagistrada del Tribunal Supremo Margarita Robles, presidenta de la Comisión de Justicia en esta legislatura, que ha hecho una defensa numantina del «no es no» en los platós de TV desafiando a la gestora y a lo decidido por el Comité Federal del PSOE, aseguran fuentes socialistas.

Se pueden cambiar los diputados asignados a una determinada comisión, independientemente de que la legislatura haya comenzado. Basta una simple comunicación del portavoz del grupo, Antonio Hernando, a la Dirección de Comisiones, asunto que ni siquiera tendría que tramitar la Mesa del Congreso.

Si finalmente se le quita a Robles de la Presidencia de la Comisión de Justicia, el Grupo Socialista eligiría a otra persona y la exmagistrada pasaría a ser simple vocal en la otra comisión a la que sería asignada.

Además de Robles, única presidenta de comisión que rompió la disciplina de voto, ocupan cargos Zaida Cantera (secretaria segunda de la Comisión de Interior, portavoz adjunta de la de Defensa y vicepresidenta primera de la Comisión sobre Seguridad Vial y Movilidad Sostenible), Manuel Cruz (portavoz de la de Educación y Deporte), Odón Elorza (vicepresidente segundo de Cultura y portavoz adjunto de la de Hacienda y Administraciones Públicas), Rocío de Frutos (portavoz adjunta de la de Empleo y Seguridad Social y de la Comisión para las Políticas Integrales de la Discapacidad) y Lidia Guinart (secretaria primera de la Comisión para el Estudio del Cambio Climático).

También Sofía Hernanz (vicepresidenta segunda de la Comisión de Industria, Energía y Turismo), Marc Lamu; (vicepresidente primero de la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y portavoz adjunto de la Comisión para el Estudio del Cambio Climático) y Mari Luz Martínez Seijo (vicepresidenta primera de la Comisión para las Políticas Integrales de la Discapacidad y portavoz adjunta de la de Educación y Deporte).

Finalmente, ocupan cargos en comisiones Mercé Perea (portavoz de la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Toledo y portavoz adjunta de la de Presupuestos), Pere Joan Pons (portavoz adjunto de la Comisión de Cultura), Joan Ruiz i Carbonell (portavoz de la Comisión para las Políticas Integrales de la Discapacidad) y Susana Sumelzo (portavoz de la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo).

El grupo Socialista podría retirar sus cargos en la Junta de Portavoces a otras dos diputadas que rompieron la disciplina de voto en la investidura de Rajoy: la portavoz adjunta Meritxell Batet (PSC) y la portavoz sustituta Sofía Hernanz (PSE de Baleares).

El único que no sufriría represalias por quebrantar la disciplina de voto sería el catalán José Zaragoza, el cual no forma parte de la dirección del grupo ni ostenta cargos ni portavocías en ninguna comisión.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios