José Luis Ábalos, número 3 del PSOE - JAIME GARCÍA | Vídeo: El PSOE califica de «intolerable» el discurso de Torra (EUROPA PRESS)

El PSOE se conciencia para otro 155: «Cuesta más la primera vez que la segunda»

Ábalos abre la puerta a una «nueva tramitación» que plantease unos «nuevos términos que no tendrían por qué ser los mismos» que en la actualidad, aunque precisa que «hasta que no se produzcan hechos no merecen ser respondidos»

MadridActualizado:

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez abordarán mañana martes en La Moncloa el nuevo escenario que se abre en Cataluña tras la investidura de Quim Torra como presidente de la Generalitat. Así lo ha anunciado el secretario de Organización, José Luis Ábalos, que ha avanzado que ya hoy se ha producido una conversación entre ambos.

Una reunión que tendrá lugar después de que el PSOE haya dejado hoy claro que contemplan la aplicación de un nuevo 155, aunque su prioridad sigue siendo abandonar las «respuestas excepcionales» y buscar una etapa de normalidad. El número tres de los socialistas ha abierto la puerta a una «nueva tramitación» que plantease unos «nuevos términos que no tendrían por qué ser los mismos». Aunque Ábalos ha planteado que «hasta que no se produzcan hechos no merecen ser respondidos».

De forma clara, el PSOE se manifiesta dispuesto a volver a apoyar al Gobierno en una nueva aplicación del 155. Eso sí, el objetivo en Ferraz siempre va a ser evitar ese escenario y no entrar en respuestas que constituyan un «ataque de histeria», ha dicho Ábalos en relación con la posición de Ciudadanos.

El PSOE no comparte las posiciones de los de Albert Rivera de no levantar el 155 y ha pedido «cumplir el acuerdo del Senado», que suspende la aplicación del articulado tras la formación de un nuevo Govern. «No hay que adelantarse a nada».

Ampliación no pero sí puertas abiertas para una nueva respuesta, que ha dicho que debe ser «firme y serena», y que «se puede volver a plantear». Pero siempre a partir de acciones concretas: «Hasta que no se produzcan hechos no merecen ser respondidos. Vamos a ser escrupulosos en esa respuesta». Ábalos ha pedido «acompañar a los hechos» y «esperar con la tranquilidad de cumplir la ley».

Distinta respuesta

Una nueva aplicación supondría una «nueva tramitación y nuevos términos» que, ha reconocido Ábalos, «no tendrían por qué ser los mismos», sino que estos se adaptarán a los supuestos: «No lo podemos prever. En función de esos hechos merecerá un tipo de respuesta u otra».

Por si quedaba alguna duda, Ábalos ha dejado claro que su partido volvería a apoyar la aplicación del 155: «Cuesta más la primera vez que la segunda. Volver a apoyar la respuesta constitucional no nos constituye ningún esfuerzo».

En estos nuevos términos todo sería susceptible de cambiar. «Era la primera vez. Todos parecían estar de acuerdo en que eran preciso unas elecciones», ha dicho Ábalos. En una forma de dar a entender que en caso de una nueva aplicación ésta podría ser más duradera.

En Ferraz son muy pesimistas con el escenario que se abre tras la investidura de Torra. Pero, pese al mensaje de fuerza de Ábalos, no tienen tan claro que el nuevo Govern se disponga a incumplir la ley de inmediato. Apuestan, eso sí, por una escalada retórica y por que intentará revertir algunas leyes anuladas por el Constitucional por motivos competenciales.

Pero, en cualquier caso, todo está preparado para una nueva respuesta. Y en la cúpula socialista cala la sensación de que en esta ocasión no habría que esperar tanto tiempo para aplicarlo. Y si una nueva convocatoria electoral no aparece en el horizonte, lo que estaría encima de la mesa es una aplicación más rápida, prolongada en el tiempo e intensa en los términos.