A la izquierda, «Kichi» durante su investidura como alcalde de Cádiz; a la derecha, él mismo con traje de etiqueta
A la izquierda, «Kichi» durante su investidura como alcalde de Cádiz; a la derecha, él mismo con traje de etiqueta - ABC

La progresiva metamorfosis de «Kichi»: de antisistema a lucir traje en apenas tres años

El alcalde de Cádiz justificaba así su forma de vestir: «Mi madre decía que hay que ir limpio, lo del traje y la corbata no es tan importante»

MadridActualizado:

Corría junio de 2015 cuando el Ayuntamiento de Cádiz abrió las puertas a su nuevo alcalde después de veinte años con Teófila Martínez (PP) como alcaldesa. El elegido fue José María González Santos, conocido popularmente como «Kichi», conocido antisistema y cabeza de lista de Por Cádiz sí se puede (filial de Podemos), formación que recabó e apoyo del PSOE. «Kichi», con raíces políticas en el anticapitalismo, dejó claras sus intenciones desde el primer día con el bastón de mando: no iba a vestir traje. Ahora, tres años después, las cosas han cambiado.

La aparente despreocupación por el aspecto que sostuvo durante sus primeros meses como alcalde, al negarse a ir trajeado, fue objeto de polémica constante. «Kichi» justificó de la siguiente manera su vestimenta: «Mi madre decía que hay que ir limpio, lo del traje y la corbata no es tan importante».

«Kichi» insistió en sus primeros meses al frente del Consistorio gaditano en su particular cruzada contra la etiqueta, una norma no escrita habitual en los ayuntamientos, así como en otras instituciones públicas: únicamente hizo aparición pública con traje y corbata en contadas ocasiones.

Mariano Rajoy saluda a Kichi en la clausura los actos conmemorativos por el 150 aniversario del Diario de Cádiz
Mariano Rajoy saluda a Kichi en la clausura los actos conmemorativos por el 150 aniversario del Diario de Cádiz - EP

Ahora, la llama antisistema con la que el representante de Podemos quiso cambiar las costumbres del Ayuntamiento de Cádiz parece haberse apagado. «Kichi» ha renunciado —al menos de cara a la galería— a su vena más rebelde en favor de una apariencia más propia del cargo que ocupa. Lo hizo para asistir a la clausura de los actos conmemorativos por el 150 aniversario del Diario de Cádiz, donde coincidió con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.