España

Primera condena a un yihadista por adoctrinarse a sí mismo en la red

Publicó vídeos de carácter violento y radical tras un proceso «muy muy rápido de radicalización»

Primera condena a un yihadista por adoctrinarse a sí mismo en la red

El ciudadano marroquí residente en Rentería (Guipúzcoa) Mohamed Akaarir, de 24 años, es el primer yihadista condenado en España por adoctrinarse a sí mismo, un proceso de radicalización autodidacta que le llevó a asumir las ideas de la organización terrorista Daesh (el autodenominado Estado Islámico) y a prepararse para morir.

La Audiencia Nacional le condenó ayer jueves a dos años y medio de prisión por practicar la «yihad mediática» en las redes: publicó vídeos de carácter violento y radical tras un proceso «muy muy rápido de radicalización». El joven fue arrestado el miércoles en San Sebastián para asegurar que cumpla la condena.

Los jueces establecen que, cuando cumpla dos tercios de la condena, la prisión se sustituirá por su expulsión de España durante seis años. Si después regresara estaría en libertad vigilada otros cinco años.

En el juicio, el condenado alegó que su móvil estaba a disposición de los clientes de la peluquería en la que trabajaba y que no sabe quién publicó todo ese contenido; un argumento que no convenció al tribunal, ya que la mayoría de los comentarios se colgaron por la noche.

«Quiero que seáis como el relámpago, como el rayo, disparadlos con las flechas, matadlos, matadlos, da igual donde sea, inundarlos de sangre», decía, por ejemplo, un vídeo que Akaarir publicó el 9 de febrero. También expuso una fotografía en la que él mismo aparecía empuñando un arma corta. El tribunal asegura que Akaarir superó las cuatro fases del autoadoctrinamiento: el victimismo, la culpabilización a otros «malos» musulmanes, la asunción de la violencia como solución y la preparación para la muerte.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios