España

El primer político no arrepentido de la trama Gürtel declara por favorecer al capo Francisco Correa

La Fiscalía Anticorrupción pide once años y ocho meses de cárcel para Ricardo Galeote, exconcejal de Estepona

Correa llega al juicio en la Audiencia Nacional
Correa llega al juicio en la Audiencia Nacional - Jaime García

El exconcejal del Partido Popular en Estepona Ricardo Galeote declara este martes ante el tribunal que enjuicia las actividades de la trama corrupta Gürtel entre los años 1999 y 2005. Su interrogatorio supone la primera declaración en la vista oral de un político que no se haya arrepentido, después de las comparecencias del exconcejal de Hacienda en Pozuelo Roberto Fernández, quien reconoció los hechos, igual que dos empresarios, y todos los eslabones mayores y menores de las empresas de la trama, entre ellos los cabecillas Francisco Correa y Pablo Crespo, los supuestos líderes de la red.

Ricardo Galeote es juzgado por adjudicar sospechosas contrataciones a las empresas del grupo Correa entre los años 2001 y 2003, cuando era edil del ayuntamiento de Estepona. La Fiscalía Anticorrupción sostiene que Galeote aprovechó para ello su condición de gerente de la empresa municipal Sociedad Turimos y Actividades Recreativas de Estepona SL, creada para fomentar el turismo local en la localidad malagueña.

El Ministerio Público, que pide para él once años y ocho meses de prisión, sostiene que Galeote favoreció así de forma irregular a la compañía de organización de eventos Special Events, pertenenciente a la trama. A cambio, el exconcejal de Estepona y su entorno recibieron viajes y servicios turísticos proporcionados por la agencia de viajes del grupo Correa, Pasadena SL. Se firmaron facturas falsas para justificar estos pagos como servicios al municipio de Estepona, según el escrito de acusación de la Fiscalía Anticorrupción.

Anticorrupción cifra estos agasajos en un importe de 7.484 euros, que eran apuntados en los archivos denominados «Cuentas Ricardo Galeote» y «Extracto Ricardo Galeote», en los que se trataba de ocultar al verdadero beneficiario, según la tesis de las fiscales.

En esta causa, la Fiscalía considera que los 37 acusados (empresarios y políticos corruptos y corruptores) actuaron contra la Constitución y las normas administrativas al pervertir la función pública y saquear las arcas del Estado. En el banquillo de los acusados se sienta el extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas, para quien piden 42 años de prisión en su primer juicio penal.

Tras Galeote llegará el turno del antiguo alcalde de Majadahonda Guillermo Ortega, apodado «El Rata», para quien la Fiscalía pide 50 años de cárcel por corromperse y favorecer a las empresas de Correa entre los años 2001 y 2005. El Ministerio Público también le acusa de ocultar los fondos que obtuvo de forma ilícita: 255.076 euros. Un antiguo trabajador del ayuntamiento de Majadahonda, el también acusado José Luis Peñas, destapó a la trama al grabar durante dos años al capo Correa, quien ha reconocido gran parte de las acusaciones con la intención de aliviar su posible estancia en prisión.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios