España

El PSC va a primarias dividido por sus devaneos nacionalistas

El rechazo a investir a Rajoy, lo que más une a los candidatos Miquel Iceta y Núria Parlon

Parlon e Iceta, momentos antes del debate sobre las primarias del PSC el pasado 3 de octubre
Parlon e Iceta, momentos antes del debate sobre las primarias del PSC el pasado 3 de octubre - EFE
JANOT GUIL Barcelona - Actualizado: Guardado en:

Hay algo en el PSC que irremediablemente evoca aquella frase que el nobel de Física Richard Feynman acuñó en relación a la compleja mecánica cuántica. «Si alguien asegura que sabe cómo funciona, es que no la ha entendido».

El socialismo catalán afronta el próximo sábado las primarias para elegir a su primer secretario, prólogo del Congreso que la formación celebrará el 5 y 6 de noviembre. Son dos los contendientes que aspiran a tomar las riendas de un partido que en los últimos años ha zozobrado en las urnas y ha perdido dirigentes y apoyos por sus devaneos con el nacionalismo a propósito del «procés» secesionista.

El actual primer secretario, Miquel Iceta (Barcelona, 1960) competirá para revalidar el cargo con una aspirante, Núria Parlon (Barcelona, 1974), alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet y actual viceprimera secretaria del partido. A priori, Iceta y Parlon parten con iguales posibilidades. El actual primer secretario cosecha más complicidades en el actual aparato y en federaciones como la de Barcelona. Parlon, en las del Baix Llobregat: granero, ya casi reserva, de votos socialistas. Un síntoma de esta igualdad fue la presentación de avales para aspirar a las primarias. Empataron a 3.717, un resultado al estilo «cupero».

A día de hoy, aquello que más une y asemeja a los candidatos es su postura ante la investidura de Mariano Rajoy. Con Iceta y Parlon en su seno, el PSC ha defendido a Pedro Sánchez ante los críticos que le recriminaron -entre otras cuestiones- que aceptara hablar con los independentistas de ERC y CDC para conseguir un gobierno alternativo.

Su apoyo al ya exsecretario general del PSOE no acaba aquí. Sostienen que sus diputados en el Congreso votarán «no» a Rajoy aunque el Comité Federal de Ferraz mande abstenerse e, incluso Parlon ha suscrito la recogida de firmas para instar a la convocatoria de un congreso extraordinario del PSOE. Pero más allá de la investidura de Rajoy, la intrincada mecánica cuántica del PSC se revela cuando hay que hablar del derecho a decidir en todas sus acepciones y variantes: consulta, referéndum, vía canadiense...

En su programa para las elecciones autonómicas de 2012, el PSC, con Pere Navarro de candidato y primer secretario, apostaba por la reivindicación del derecho a decir. De hecho, en dos ocasiones el grupo parlamentario del PSC se desmarcó del PSOE en el Congreso en votaciones respecto a esta cuestión. Destronado Navarro, ya con Iceta, el PSC borró del programa para las elecciones catalanas del 27-S de 2015 la mención a una consulta.

Pero las aguas se han vuelto a remover a raíz de las primarias y del congreso. Con Iceta al frente, la dirección del PSC ha elaborado una ponencia para el congreso de noviembre en la que defiende la opción de la vía canadiense -pactar una consulta con el Estado cómo se hizo para el Quebec- como plan B. Aplicable solo en caso de que en Cataluña fracasara el referéndum para validar la reforma federal de la Constitución que propugna el PSOE, la que se acordó en la Declaración de Granada de 2013.

La sugerencia de la vía canadiense ha causado polémica en el PSC, por no hablar del PSOE. Eso, unido a la propuesta de una reforma de la Constitución para crear una España federal que reconozca a Cataluña «como nación» que el PSC llevó al Parlament la semana pasada.

Por un PSOE catalán

A todo esto, Parlon ha reaccionado como auténtica líder del PSC. Con titubeos. Defendió el derecho a decidir en 2012 -«porque lo decía nuestro programa», se justifica-, pero en el próximo Congreso del PSC presentará una ponencia que enmienda la vía canadiense y apuesta por la reforma constitucional. Con todo, ayer matizó que aparca la cuestión de la vía canadiense y que está abierta a dialogar con Iceta sobre la misma... tras las primarias.

Mientras Iceta y Parlon bailan al son del derecho a decidir, algunos militantes y exmilitantes se han organizado para acabar con sus derivas nacionalista y reivindicar, directamente, la recuperación de la federación catalana del PSOE, que se integró en el PSC durante la Transición. La iniciativa, liderada por el exdirigente del PSC, de C’s y de UPyD Julio Villacorta, se presentó ayer con la lectura de un manifiesto.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios