Puigdemont y Junqueras entran a la reunión extraordinaria del Govern tras la consulta ilegal del 1-O
Puigdemont y Junqueras entran a la reunión extraordinaria del Govern tras la consulta ilegal del 1-O - INÉS BAUCELLS

El TS prevé celebrar el juicio del «procés» en noviembre

Dos meses después de la vista, que podría durar un mes, ya habría sentencia

MadridActualizado:

Que el juicio contra los representantes del ejecutivo y legislativo catalán se celebre, en su caso, en noviembre de este año, como prevén fuentes del Alto Tribunal, es algo que dependerá fundamentalmente de las defensas de los encausados. En el Tribunal Supremo se da por hecho que intentarán dilatar al máximo en procedimiento en su fase intermedia, es decir, entre la instrucción del juez Llarena y el señalamiento del juicio oral. Será en esa fase, en la que las partes (Fiscalía, acusación y defensa) calificarán los hechos, los abogados de los independentistas pedirán nuevas diligencias e incluso intentarán ganar tiempo solicitando a la Sala de Apelación un pronunciamiento sobre la posible vulneración de derechos fundamentales relativos a registros, intervención de comunicaciones u otras cuestiones relacionadas con la instrucción. No obstante, el Tribunal Supremo es una Corte de casación, y el hecho de que la Sala de Apelación solo tenga este caso implicará una mayor agilidad en su tramitación que la de otros tribunales.

A esa estrategia dilatoria de las defensas se suma el hecho de que si la causa llega a juicio con el mismo número de investigados que hoy se integran en ella (28) los trámites procesales se ralentizarán. El tribunal que juzgará, en su caso, a los investigados por Llarena se compondrá de siete magistrados de la Sala Penal. Su presidente, Manuel Marchena, será también el ponente de la resolución.

Le acompañarán en la vista y, por tanto, en las deliberaciones, los magistrados Juan Ramón Berdugo, Ana Ferrer, Andrés Martínez Arrieta, Luciano Varela, Andrés Palomo y Antonio del Moral. Este último sustituye a Julián Sánchez Melgar, recientemente nombrado fiscal general del Estado tras el fallecimiento repentino de José Manuel Maza, artífice de las querellas contra los dirigentes independentistas de Cataluña.

La Sala de enjuiciamiento está compuesta por cinco magistrados, pero cuando se trata de jugar asuntos de una trascedencia incuestionable, como es el caso, se añaden otros dos. Sucedió también con el juicio a Baltasar Garzón por las escuchas a abogados del caso Gürtel, vista que se saldó con la inhabilitación del magistrado de la Audiencia Nacional.

Febrero de 2019

Pese a que previsiblemente se tratará de una vista con muchas partes, el juicio no se prevé largo. En el Tribunal Supremo consideran que puede durar de veinte días a un mes, en función de la prueba que propongan las partes. La prueba testifical será la parte más larga por la cantidad de personas que tendrán que desfilar por el tribunal. Una vez concluido el juicio llegará el momento de dictar sentencia, lo que podría suceder dos meses después.