España

Los presuntos violadores de sanfermines adecuaron sus declaraciones a las pruebas existentes en esos momentos

El juez destaca las semejanzas entre este caso y la violación sufrida por una joven en Córdoba

Uno de los cinco detenidos en un momento del vídeo de los hechos de la presunta violación
Uno de los cinco detenidos en un momento del vídeo de los hechos de la presunta violación - Navarra.com

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona ha rechazado el recurso contra el encarcelamiento presentado por uno de los acusados de la violación en grupo ocurrida los pasados Sanfermines.

Según el juez, la prueba del vídeo que grabaron los acusados resulta determinante puesto que confirma las declaraciones de la víctima, una madrileña de 18 años, que «deben considerarse altamente sólidas, coherentes y creíbles en cuanto a la forma en la que fue introducida en el portal y en cuanto a la falta de consentimiento sobre los actos a los que se vio sometida».

En este sentido, el juez recuerda el contenido de los vídeos y cita el informe pericial sobre las grabaciones, en el que se concluye que «la joven está siempre con los ojos cerrados sin que en ninguna escena o fotograma se la haya captado con los ojos abiertos, no hay ningún diálogo o intercambio de palabras».

El juez también destaca las contradicciones en las que incurrieron los procesados. Considera que «carece de lógica el que los procesados no hubieran hecho mención al encuentro con el portero de un hotel justo después de abandonar la plaza del Castillo para decirle que querían follar» y la única explicación que encuentra es «el hecho de que en el momento de prestar declaración indagatoria, el testimonio del portero aún no obraba en autos», es decir, que hubieran llegado a un acuerdo entre ellos para no contar el encuentro con el portero del Hotel Europa.

Uno de los abogados defensores alegó que la víctima ideó el plan de ocultación para poder introducirse todos juntos en el portal, según habían manifestado los acusados. El juez asegura que «nada más lejos de la realidad», que «es evidente que los procesados aprovecharon la ocasión que se presentó al ver cómo una chica entraba en el portal y que nuevamente lo declarado por los procesados en sus indagatorias intenta ajustarse al material probatorio obrante en ese momento de autos».

Finalmente, el juez destaca también las semejanzas existentes entre la violación de Sanfermines y la conocida el pasado lunes que ocurrió en la localidad cordobesa de Pozoblanco el pasado mes de mayo. Para el magistrado «existen evidentes similitudes como la búsqueda de un ambiente festivo en el que se bebe alcohol, la selección de una víctima joven y su aislamiento, la participación colectiva del grupo, el desprecio hacia la víctima y su humillación y la grabación de los hechos como uno de los objetivos principales».

Este nuevo auto del juez que instruye el caso puede ser recurrido ante el Tribunal Superior de Justicia de Navarra.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios