España

El PSC presiona al PSOE para no atrasar más su Congreso Federal

Iceta insiste en mantener la relación: «No nos queremos separar un milímetro»

El líder del PSC, Miquel Iceta
El líder del PSC, Miquel Iceta - EFE

El PSC no quiere que el Congreso del PSOE se demore más. En línea con el sector que apoya al dimitido Pedro Sánchez, y en contra de la Comisión Gestora que rige el destino del partido desde el convulso Comité Federal del 1 de octubre, el primer secretario de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, reclamó ayer la convocatoria cuanto antes del cónclave para elegir a un nuevo líder para el PSOE.

«Las gestoras son para tiempos breves», apuntó Iceta durante su intervención en el congreso del PSC, que ayer validó por unanimidad su informe de gestión y hoy le ratificará al frente del partido tras haberse impuesto a Núria Parlon en un proceso de primarias. Recordando los meses convulsos por los que pasó el PSC antes de que en junio de 2014 dimitiese Pere Navarro y los socialistas catalanes también se rigiesen por una gestora, Iceta pidió celeridad. A diferencia del PSOE, recordó el líder del PSC, «hicimos el congreso en tres semanas. Fue un periodo excepcional porque las gestoras son para tiempos breves».

Pese a la advertencia al PSOE, Iceta, y en línea con el tono con el que se prevé que discurra el congreso de los socialistas catalanes, Iceta fue conciliador con «nuestros hermanos» socialistas del resto de España, «de los que no nos queremos separar ni un milímetro», apuntó entre los aplausos de los delegados.

El tono conciliador del PSC se produce precisamente en un momento en el que está en cuestión su relación con el PSOE. Mientras un grueso importante del socialismo español aboga por que el PSC no tenga representación en el Comité Federal del PSOE -tampoco delegados en el Congreso que deberán elegir al nuevo líder, lo que allanaría el camino a Susana Díaz-, el PSC redobla el mensaje de que ellos no quieren romper. «Confío en que sabremos superar esta discrepancia, porque queremos seguir construyendo con el PSOE un proyecto compartido. Sea cual sea la comisión ejecutiva que elegiremos, éste es uno de los primeros puntos de su trabajo, por convicción, pero también por fraternidad y estima hacia los socialistas de toda España», apuntó Iceta.

Junto a Colau

De hecho, la posibilidad de revisar la relación con el PSOE solo se abordará en comisión, ante lo que Iceta pidió a los militantes hacerlo «desde la prudencia y la fraternidad de quien quiere seguir compartiendo este proyecto con los socialistas de España». Pese a estas consideraciones, en el PSC se tiene más que asumido que la vinculación con el PSOE va a ser revisada. El hecho de que ningún miembro de la Comisión Gestora asista al congreso del PSC es indiciario del estado de la relación.

Mas allá de la relación con el PSOE, y una vez descartada la llamada «vía canadiense» que tensionó al partido, el congreso del PSC debería ratificar la apuesta por converger con el nuevo movimiento que a nivel autónomico impulsa Ada Colau. El propio Iceta apuntó que la alianza con ese nuevo partido, también con otras fuerzas de izquierda, puede ser en forma de coalición electoral.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios