Referéndum CataluñaPP y Cs aplauden al Rey, y el PSOE, en privado, echa en falta el diálogo

El mensaje oficial del PSOE «agradece» la intervención. Podemos lo critica duramente

Actualizado:

Desde el Gobierno de Rajoy no hubo ninguna valoración del discurso del Rey, ya que no suele comentar las palabras del Jefe de Estado. Pero desde el Partido Popular, el vicesecretario general de Comunicación, Pablo Casado, elogió un discurso en el que el Rey «ha vuelto a comprometerse con la legalidad, porque no puede haber democracia sin ley, y por supuesto se ha comprometido a que el Estado de Derecho va a funcionar, y a que aquellas personas que se sitúan por encima de la ley tendrás las consecuencias que recoge el ordenamiento jurídico».

El PSOE, en boca de su secretario de Relaciones Institucionales, Alfonso R. Gómez de Celis, señaló que su partido coincide con el Rey «en la defensa de la Constitución, el Estatut y la integridad territorial de España». Pero diferentes cargos socialistas cuestionaron en privado que no hubiera apelaciones a la negociación. Pedro Sánchez, de momento, no ha hecho ninguna valoración. Sí lo hizo Susana Díaz que, sin matices, dijo compartir «la defensa de la Constitución, la democracia y la convivencia de todos los españoles que ha hecho el Rey».

En Ciudadanos se recibieron las palabras del Rey con especial entusiasmo. Albert Rivera defendió que «España necesita esperanza y liderazgo», una forma de cuestionar lo que en Ciudadanos consideran «inacción» de Rajoy. Rivera celebraba que «el Rey ha dado la cara por todos» y daba a entender que la aplicación del artículo 155 puede ser inminente: "Es momento de garantizar la unión de todos los españoles". Si Felipe VI hizo lo esperado como garante de la integridad territorial, Podemos también lo hizo como exponente de todo lo contrario. El líder de los populistas publicó un mensaje en Twitter en el que desmarcaba a su partido de su mensaje: «Como presidente de un grupo parlamentario que representa a más de cinco millones de españoles, le digo al Rey no votado: no en nuestro nombre».