Fernando Martínez-Maillo junto a Miguel gutiérrez en la comisión de evaluación del modelo autonómico
Fernando Martínez-Maillo junto a Miguel gutiérrez en la comisión de evaluación del modelo autonómico - EFE

PP, PSOE y Cs se oponen a una investidura de Puigdemont «vía Skype»

Adriana Lastra asegura que el PSC recurrirá cualquier interpretación forzada del reglamento

MadridActualizado:

El coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, ha advertido hoy de que el Estado y los partidos constitucionalistas están dispuestos a adoptar medidas para evitar que las fuerzas independentistas puedan volver a «retorcer» el reglamento del Parlament para posibilitar la investidura de Carles Puigdemont.

Tras el anuncio de un acuerdo entre ERC y JxCat para constituir la Mesa del Parlament con una mayoría independentista, el número tres del PP ha valorado que «cualquier acuerdo que suponga un gobierno independentista es una mala noticia», más si cabe si su pretensión es proseguir con una hoja de ruta «ilegal» y «burlando las propias leyes catalanas y retorciendo el reglamento del propio Parlament».

En ese acuerdo todavía falta cerrar cómo se producirá la investidura de un Puigdemont huído de la Justicia en Bruselas, y que apuesta por una investidura telemática. Algo a lo que se ha opuesto el coordinador general del PP, porque en el parlamentarismo es «fundamental la presencia del candidato». Martínez-Maíllo ha dejado claro que «todo lo que no sea eso es una auténtica burla» y «un escándalo», que demostraría que Carles Puigdemont quieren seguir burlando a la Justicia y no asumir sus responsabilidades.

Por parte del PSOE, la vicesecretaria general Adriana Lastra, ha valorado que aunque el independentismo sea capaz de pactar está en un momento en el que «hace aguas». Sobre el pacto conocido hoy lo ha valorado como «previsible», dada la aritmética del nuevo parlamento. «Estaba claro que iban a llegar a un acuerdo para la Mesa», ha dicho Lastra en declaraciones en el Congreso.

La número dos del PSOE ha querido ser prudente respecto a un posible acuerdo para la investidura porque «todavía no lo tienen» y «esto cambia todos los días», ha considerado. Ha considerado que los catalanes no se merecen un «presidente por Skype». Y ante la posibilidad de que se fuerce el reglamento, ha asegurado que el PSC recurrirá «cualquier interpretación forzada» que haga la Mesa al respecto.

El portavoz adjunto de Ciudadanos y diputado por Barcelona, Toni Roldán, ha valorado el pacto como «lo vivido ya en el pasado», y ha planteado que un acuerdo entre los mismos actores y con los mismos objetivos terminará con «los mismos errores». Sobre la posibilidad de una investidura telemática, Roldán lo ha rechazado de plano: «Es inviable una Presidencia desde el extranjero con holograma del presidente».