Julián Sánchez Melgar fue propuesto por el Consejo de Ministros como nuevo fiscal general del Estado

El Poder Judicial avala la idoneidad de Sánchez Melgar como nuevo fiscal general del Estado

El sustituto de Maza se someterá el próximo martes al «examen» de los distintos grupos parlamentarios en el Congreso

MadridActualizado:

El magistrado del Tribunal Supremo Julián Sánchez Melgar reúne los méritos y requisitos exigidos para ser nombrado fiscal general del Estado. Así lo ha considerado este jueves el Pleno del Consejo General del Poder Judicial, que ha avalado su idoneidad para el cargo, para el que fue propuesto el pasado viernes por el Consejo de Ministros.

El órgano de gobierno de los jueces ha cumplido así el trámite de audiencia establecido en la Constitución Española y en la Ley Orgánica del Poder Judicial. El artículo 29.1 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal establece que el fiscal general del Estado será nombrado por el Rey, a propuesta del Gobierno, oído previamente el Consejo General del Poder Judicial, eligiéndolo entre juristas españoles de reconocido prestigio con más de quince años de ejercicio efectivo de su profesión.

Sánchez Melgar tiene acreditados casi 35 años de servicios prestados en la carrera judicial, en la que ha ocupado destinos en la antigua Audiencia Territorial de Barcelona, en Juzgados de Reinosa, Miranda de Ebro, Mataró y Santander, como magistrado en la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, como presidente de la Audiencia Provincial de Ávila y, desde enero de 2000, como magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo desde el año 2000

Además, desde noviembre de 2014 es magistrado sustituto de control del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), ha sido vocal del Consejo Rector de la Escuela Judicial y es autor de medio centenar de publicaciones entre libros y artículos monográficos.

«La verificación del contenido de dicha trayectoria profesional permite concluir que se cumplen en el candidato los requisitos exigidos por la legislación invocada y que, teniendo en cuenta además los méritos reflejados en su currículum y a los efectos del contenido del informe que ha de emitir el Consejo General del Poder Judicial, determinan la afirmación de su idoneidad para la obtención del nombramiento para el que ha sido propuesto», señala el acuerdo aprobado por el Pleno.

La declaración de idoneidad de Sánchez Melgar para el cargo de fiscal general del Estado ha sido aprobada por el presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ y todos los vocales del órgano de gobierno de los jueces excepto Concepción Sáez, que ha votado en contra.

«Examen» en el Congreso el martes

Ahora, y antes de ser nombrado, Sánchez Melgar deberá someterse al examen del Congreso de los Diputados, lo que está previsto que suceda el próximo martes por la tarde, según ha podido saber ABC de fuentes parlamentarias.

Sánchez Melgar es autor de la famosa doctrina Parot, que posibilitó el cumplimiento íntegro de las condenas por parte de etarras, violadores y asesinos en serie. También emitió un voto particular contra la doctrina Botín, que libró al exbanquero de tener que afrontar un juicio por las cesiones de crédito al no ejercer la acusación el Ministerio Público.

Nombramiento en Cataluña

Entre otros retos, Sánchez Melgar tendrá que ponerse al frente de las causas abiertas contra los independentistas en la Audiencia Nacional y en el Supremo. Fuentes del Alto Tribunal están convencidas de que lo hará «con la misma responsabilidad y sentido de Estado» que su antecesor y amigo José Manuel Maza. Una de sus primeras decisiones tendrá que ser el nombramiento del fiscal superior de Cataluña tras la repentina muerte de José María Romero de Tejada. Junto al restablecimiento del orden en Cataluña, la prioridad para el Gobierno, el nuevo fiscal general tendrá que afrontar el cambio en la instrucción penal para dejarla en manos de los fiscales, una tarea que, muy a su pesar, no vio realizada Maza por su repentina muerte.