España

Podemos intenta situarse como el único partido de la izquierda tras la crisis del PSOE

La formación de Iglesias insiste en identificar a PSOE con PP tras la crisis

Podemos intenta situarse como el único partido de la izquierda tras la crisis del PSOE

En las horas posteriores al desenlace socialista, cada mensaje de cada dirigente de Unidos Podemos iba en la misma dirección: dar por «hecha» la victoria del Partido Popular en una próxima investidura, hablar «del fin de una generación» y de la necesidad de construir un proyecto «alternativo al PP».

Con el PSOE fracturado y en horas bajas, Podemos ha puesto en marcha la difusión de un nuevo relato político en el que situarse como el único partido de izquierdas. Esto no solo le beneficiaría de haber nuevas elecciones gracias al espacio político que abre, sino que además le permite dejar a un lado las disputas que en las últimas semanas se daban entre el sector errejonista y el pablista por la estrategia a seguir.

Un bloque PP-PSOE

«Se imponen en el PSOE los partidarios de dar el gobierno al PP. Frente al gobierno de la corrupción, nosotros seguiremos con y por la gente», escribió Iglesias, a la vez que su número dos, Íñigo Errejón, hablaba de «preocupación por el posible repliegue conservador y las posibilidades de que se mantenga el gobierno corrupto e ineficaz del PP». El portavoz de En Comú Podem, Xavier Domenech, remataba hablando de un fin de ciclo socialista: «Este es el fin de una generación de dirigentes y ante ello sólo queda construir, más allá de estas miserias, un proyecto alternativo al PP».

Con el futuro institucional aún por dilucidar y sin saber si habrá unas terceras elecciones, Podemos se ha lanzado a atacar a Susana Díaz como a la responsable de la dimisión de Sánchez. Desde el sábado por la noche, diversas voces del partido la identificaron como a una oligarca o a una golpista. Así lo insinuó el secretario de Organización, Pablo Echenique, en un largo comentario a través de Facebook, aunque sin mencionarla explícitamente. Sí la citó la secretaria general en Andalucía, Teresa Rodríguez, al criticar que «el PSOE pone la alfombra roja al PP, con la inestimable ayuda de Susana Díaz. Si hay cuatro años más de austeridad, nos tendrán enfrente».

La «tarea»

Sin embargo, el más claro fue el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, quien en una tribuna titulada «es el momento de Unidos Podemos» en eldiario.es atacaba directamente a la presidenta andaluza: «Definitivamente la España que le preocupa a Susana Díaz no es la de la clase trabajadora, sino la de las grandes empresas y las grandes fortunas».

En su opinión ahora hay «una tarea» clara para Unidos Podemos, la de «dedicarse a aglutinar a la clase trabajadora en un proyecto político de izquierdas». Porque es el momento de hacerse con el espacio político del PSOE, más aún si este acaba absteniéndose para un gobierno del PP en pos de la estabilidad.

Desde que estallara la crisis socialista, los dirigentes del partido morado han ido interpretando los acontecimientos. Errejón llegó a asegurar que la crisis socialista fue propiciada por el dilema de si pactar con Podemos para hacer frente al PP. Ayer todos los miembros de Unidos Podemos coincidieron en situar políticamente un bloque PP-PSOE por un lado, enfrentado al de Unidos Podemos por otro, como no faltaron las palabras para ubicar a Podemos como el partido «de la gente».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios