España

Podemos, a la caza de la hegemonía nacionalista

La formación suma votos del PNV y EH Bildu, una tendencia que buscan consolidar

Pilar Zabala, candidata de Podemos en País Vasco
Pilar Zabala, candidata de Podemos en País Vasco - ABC

En las pasadas elecciones autonómicas en el País Vasco, en octubre de 2012, el voto nacionalista se impuso. Sólo el PNV y Bildu acapararon el 60% del voto. Sin embargo, la irrupción de Podemos en 2014 desbarató todos los planes nacionalistas y la formación logró el 26 y el 29% del voto en las elecciones generales del 20-D y del 26-J, respectivamente.

A quien más afectó la irrupción de Podemos fue al nacionalismo, y especialmente a Bildu. La formación abertzale pasó de lograr el 25% de los votos en las autonómicas de 2012 a quedarse en la mitad con el 13,3 en las generales de junio. Por contra, los partidos constitucionalistas apenas se han visto afectados. PP y PSOE pasaron de sumar el 31% de los votos en 2012 a lograr el 27% el 26-J.

Por territorios

Si se analizan los resultados por territorios, la captación del voto radical por parte de Podemos es evidente. Logró el mayor vuelco electoral en Vizcaya, donde se hizo con la hegemonía del PNV. De lograr el 38,4% de los votos, los nacionalistas se quedaron en el 26-J con un 28,25%, y Bildu se perdió en la quinta plaza con un 11%, superado incluso por el PSOE y el PP.

En Guipúzcoa, Bildu se quedó en junio en la tercera posición con un 19% de los votos. Podemos, sin embargo, consiguió un 28,5% ya que captó voto del PNV, que pasó del 32 al 23%, y del PSE, que se quedó en junio en el 14% cuando en 2012 alcanzó más del 19.

Esta tendencia queda patente en Álava, donde el PP se ha visto reforzado desde las autonómicas ya que pasó de ser la cuarta fuerza entonces a ocupar el segundo puesto ahora (del 19% en 2012 al 20,5 en junio).

La gran baza de los abertzales para recuperar su voto es Arnaldo Otegui, si se puede presentar como candidato de EH Bildu, tal y como pretenden. Está inhabilitado para participar en política hasta 2021, pero los abogados de Bildu confían en que se mantenga la resolución de la Fiscalía General del Estado que considera que la inhabilitación no se puede poner en práctica si la sentencia no especifica para qué cargos.

Podemos situó como candidata a Pili Zabala, bien vista entre los nacionalistas. El pasado 26 de julio aseguró que la independencia ocupa «un lugar muy importante» para ella, aunque después matizó esa postura llevándola hacia el «derecho a decidir». Además, es hermana del presunto miembro de ETA, José Antonio Zabala, secuestrado, torturado y asesinado por los GAL en 1983, lo que puede atraer la simpatía del sector más moderado de Bildu.

En lo que respecta a los partidos constitucionalistas, los socialistas fueron los únicos que resultaron perjudicados por Podemos, que les hizo bajar seis puntos porcentuales en sus resultados entre las autonómicas y la convocatoria del 20-D, aunque recuperaron un punto en las del pasado mes de junio. El PP tratará de romper el estado plano en que se han mantenido en las últimas convocatorias, apenas se han movido entre 2012 y 2016, del 11,73 pasaron al 11,62%, aunque entre diciembre y junio perdieron un punto.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios