DEFENSA

El pintor Ferrer-Dalmau y ABC homenajean a los militares en misiones en el exterior

Entregan al Mando de Operaciones un cuadro sobre el Líbano, en el décimo aniversario de la misión española

ESTEBAN VILLAREJO - villarejo Madrid - Actualizado: Guardado en:

«Lejos de casa». Este es el título del nuevo cuadro con el que el «pintor de batallas» Augusto Ferrer-Dalmau y ABC homenajean hoy el papel desempeñado por las Fuerzas Armadas en los 30 últimos años de misiones en el exterior.

El destinatario del lienzo será el Mando de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa, encargado de coordinar y planificar las actuales dieciséis misiones internacionales donde despliegan 2.235 militares del Ejército de Tierra, Aire, Armada Española y agentes de la Guardia Civil. Los escenarios son tan variopintos como Malí, Irak, el Mediterráneo o el Índico, Somalia, Turquía, Senegal, República Centroafricana o el mismo país del cedro donde este año cumplió la misión de la ONU su décimo aniversario.

Un soldado español oteando el horizonte con sus prismáticos, una torre de vigilancia, una frontera en el sur del Líbano, un casco azul de la ONU, la bandera española. «Una aparente calma que en cualquier momento puede romperse. Porque eso es la misión en el Líbano», explica el pintor barcelonés quien plasma así su experiencia con las tropas españolas en Líbano con las que convivió una semana el mes de abril pasado.

Con este cuadro sobre el Líbano, en cuya entrega al Mando de Operaciones colabora ABC, el pintor Ferrer-Dalmau también ha querido rendir tributo al cabo Francisco Javier Soria Toledo, fallecido tras un ataque de las fuerzas israelíes que respondieron a un ataque previo de las milicias chiíes de Hizbolá. Estamos en el avispero de Oriente Próximo.

«A diferencia de la misión en Afganistán, donde la actividad principal era la patrulla, esta misión tiene un gran componente de vigilancia en la frontera», puntualiza el artista que ha revitalizado la pintura de temática militar en nuestro país. Bien conocidos son sus cuadros sobre la batalla de los Tercios en Rocroi, las andanzas del navío El Glorioso frente a diez buques ingleses o sobre la batalla de Empel.

«Llega el alba en la Base “Miguel de Cervantes” en Líbano y suena el toque de corneta con el lema de La Legión “legionarios a luchar, legionarios a morir”, seguido del toque de diana. Los legionarios se despiertan día tras día oyendo esos toques de tal forma de que no se olviden cuál es su deber, cuál es su eterna promesa: servir, luchar y, si fuera preciso, morir defendiendo a España», escribió en su cuadernos de notas el pintor que durante su estancia pintó una serie de bocetos que han desembocado en este último cuadro.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios