España

Pedro Horrach dice que la «carrera fiscal» no entiende que su máximo responsable no pertenezca a ella

Critica que a jueces y tribunales «les haya faltado coraje» para tomar decisiones contundentes sobre algunas acusaciones populares

Pedro Horrach, en el desayuno informativo
Pedro Horrach, en el desayuno informativo - EFE

El fiscal Anticorrupción de Baleares Pedro Horrach ha recogido esta mañana, en un desayuno informativo organizado por «Vanity Fair». el sentir de la mayoría de sus compañeros del ministerio público respecto a la propuesta del Gobierno de nombrar nuevo fiscal General del Estado al magistrado del Supremo José Manuel Maza: «Desde la carrera fiscal -ha asegurado- nunca se ha entendido que en la cúpula estuviese alguien que no fuera fiscal», aunque de inmediato ha añadido que legalmente se puede hacer.

Horrach, que tal como adelantó ABC en su momento abandonará próximamente la fiscalía para abrir un despacho de abogados, también se ha mostrado partidario de que el nuevo fiscal jefe Anticorrupción pertenezca o haya pertenecido a esa fiscalía especial, si bien en este caso ha matizado que aún es más importante «su motivación y conocimientos técnicos».

Al referirse más en concreto a la acusación popular ejercida por Manos Limpias en el caso Nóos, ha asegurado que en su opinión debió ser expulsada del procedimiento, no por la investigación judicial a la que está sometida -«eso se produjo pasada la mitad del juicio y había que respetar la presunción de inocencia», sino por abuso de derecho y fraude de ley.

Lo ha justificado en que esa acusación retiró los cargos contra uno de los acusados, Miguel Tejeiro, nada más comezar la vista oral, «por razones estratégicas. ¿Cómo se puede retirar una acusación que se ha mantenido duante ocho años y se justifique en un folio en el que solo se recoge eso?». Y ha añadido que «en esto ha faltado coraje de jueces y tribunales al tomar algunas decisiones», aunque posteriormente ha matizado que esa expresión se refería al conjunto de magistrados y no expresamente a los que han intervenido en el caso Nóos.

Ha alabado además el papel de los medios de comunicación en la lucha contra la corrupción, porque «porque han dado cobertura a personas como yo y han ayudado en la concienciación social sobre esta lacra», pero ha criticado que en el caso Nóos «han magnificado algunos datos que en condiciones ordinarias eran inocuos e insignificantes. La presunción de inocencia de la Infanta saltó por los aires desde el minuto uno. No solo ha sido la primera vez que se sienta en el banquillo en España a alguien por hechos similares sino que puede ser la primera en ser condenada por algo así».

«Lo último que nos faltaba es que algunos quieran equiparar el papel de una Institución, como es la Fiscalía, con el de las acusaciones populares». Y hay algunas decisiones que toman los jueces y tribunales que lo hacen, cuando precisamente deben ser ellos el filtro para que esto no se produzca.

Sobre la sentencia del caso Nóos ha explicado que podría conocerse a finales de año y ha recordado que el 5 de diciembre acaba la dispensa concedida a la ponente para que se dedicara en exclusiva a redactarla.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios