Puigdemont, con gafas de sol, en Berlín
Puigdemont, con gafas de sol, en Berlín - EFE

Un partido alemán con 1.182 votantes quiere fichar a Puigdemont para las europeas

La formación no se presenta a una votación desde 2009 y en las últimas cinco nacionales a las que se presentó obtuvo el 0% de los votos

BerlínActualizado:

Carles Puigdemont ha rechazado esta tarde la candidatura a las próximas elecciones europeas que le ofrecía un partido político residual alemán, el Partido Alemán de Centro (DZP), que no se presenta a una votación desde 2009 y que en las últimas cinco nacionales a las que se presentó obtuvo el 0% de los votos.

En vísperas de la reunión a la que ha convocado en Berlín a todo el grupo parlamentario de Junts per Catalunya y que la que anunciará su estrategia de cara a la investidura, el ex presidente de Cataluña ha hecho saber a través de un portavoz que ha sido una iniciativa «sin notificación previa» y que no ha hablado sobre elecciones europeas ni con el DZP ni con ningún otro partido. «En caso de que hubiera una oferta oficial, el presidente la desestimará porque su prioridad no son las elecciones europeas, sino la recuperación de las instituciones catalanas», ha aclarado el portavoz.

El secretario general del DZP, Christian Otte, ha declarado que la iniciativa «sería perfectamente legal» y que «si no le interesan las europeas también podríamos estudiar ofrecerle la participación en elecciones alemanas», señalando como ejemplo la posible candidatura del francés Valls con Ciudadanos. «Se trata de mostrar que hay muchas alternativas para desbloquear la situación del señor Puigdemont», ha sugerido.

Otte asegura que la cúpula de esta pequeña formación, fundada en 1870 y que se autodenomina como «el partido más antiguo de Alemania», tomó la decisión de hacer esa oferta en una reunión que tuvo lugar el lunes, en un encuentro regular de la dirección e este partido, que defiende una «Europa de las patrias» y de carácter antieuropeo. El DZP tiene solamente representación en el estado federado de Renania del Norte-Westfalia, donde en mayo de 2017 obtuvo 1.182 votos directos. En los comicios europeos de 2014, cosechó unos resultados tan pobres que quedó estadísticamente encuadrado en el 1,7% de votantes que apostaron por «fuerzas minoritarias».