España

Una parlamentaria navarra de Podemos critica la desconfianza y autoritarismo de la dirección regional

Fátima Andreo deja su escaño por el «continuo cuestionamiento» de su trabajo dentro del mismo grupo parlamentario

Pablo Iglesias, junto a la secretaria general de Podemos en Navarra Laura Pérez, el pasado mes de abril
Pablo Iglesias, junto a la secretaria general de Podemos en Navarra Laura Pérez, el pasado mes de abril - EFE

La parlamentaria foral de Podemos, Fátima Andreo, ha presentado esta mañana su dimisión. Y lo ha hecho destapando unas críticas que hasta ahora se estaban llevando en un nivel interno.

La causa directa de su renuncia es el «continuo cuestionamiento» de su trabajo desde el propio grupo parlamentario. Pero más allá de su labor, la hasta ahora parlamentaria ha emitido duras críticas hacia la dirección del partido, cuya secretaria general, Laura Pérez, también tiene un escaño en la cámara foral.

Para Fátima Andreo, no hay «una dirección política clara sino más bien errática, con propuestas descabelladas en algunos casos; sin unas habilidades comunicativas adecuadas para el puesto». Y esto viene, según la ex parlamentaria, por una dirección de Podemos Navarra a la que «le sobra desconfianza hacia las y los suyos, autoritarismo, difamación, improvisación; y a la que le faltan dosis de realidad, responsabilidad, transparencia y trabajo serio». Critica al partido de dejarse llevar por la «intuición», «sin contar con los conocimientos necesarios» a la hora de tomar las decisiones.

Crisis interna

La de Fátima Andreo no es la única crítica recibida por la dirección de Podemos Navarra en las últimas semanas. A finales de septiembre, un miembro dimisionario del Consejo Ciudadano de Pamplona, Íñigo Muerza, a través de una Carta al Director de un medio regional, criticaba en la misma línea que la ex parlamentaria, «una constante reapertura de decisiones ya tomadas, lo que imposibilita que el proyecto avance en una línea clara».

De hecho, desde el 11 de septiembre está pendiente una renovación completa de la dirección del partido puesto que hasta ahora ya ha dimitido más de un tercio de la dirección. Lo que refleja, según Muerza, «la débil situación en la que se encuentra la actual secretaria general de Navarra, Laura Pérez Ruano, debido al creciente descontento por su gestión en la dirección».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios