Vídeo: La guerra de los prostíbulos podría estar relacionada con la explosión | Club Paradise, atacado en 2012 por «el Gordo» y otros seis individuos - EFE

La pareja del muerto por una bomba lapa alegó un olvido para no subir al coche

El artefacto explotó cuando conectó la llave y mientras buscaba en la guantera

MadridActualizado:

Xavier Juan Peña, de 45 años, alias «el Gordo», no tuvo tiempo de arrancar su coche, un Volkswagen, en el garaje de su casa de Viladecans (Barcelona). Nada más meter la llave en el contacto y mientras buscaba en la guantera algún objeto, el vehículo saltó por los aires por una bomba lapa. Unos segundos antes su pareja, con la que había bajado al aparcamiento, le dijo que había olvidado algo y debía volver al piso. No llegó a subir al automóvil. Ese olvido le salvó la vida. Los Mossos d’Esquadra tratan de aclarar qué era tan importante para que la mujer, de nacionalidad colombiana, tuviera que regresar a la casa y si tenía intención de volver a bajar.

Eran las 11.38 de la mañana del jueves. Unos minutos después, cuando llegaron los bomberos -tras la violenta explosión provocada por el artefacto adosado a los bajos del coche- se produjeron otras dos explosiones también en el vehículo antes de que el cadáver pudiera ser rescatado, según fuentes de la investigación. Por este motivo, no se descarta que la víctima pudiera guardar algún tipo de material explosivo allí además de haber sido víctima de un atentado.

«El Gordo» estuvo en prisión por su vinculación con los atentados en 2012 contra el club de alterne «Paradise», en La Junquera, el mayor prostíbulo de Europa, y salió de la cárcel tras pagar una fianza de 10.000 euros. A la espera de juicio, ni él ni sus cómplices delataron a la persona que les contrató para perpetrar ese atentado fallido contra el burdel. Pero no era el único antecedente que le constaba.

En los últimos tiempos, se le ha relacionado con robos de droga a narcotraficantes. Según fuentes de la investigación, la explosión del coche estaría vinculada a algún asunto de narcotráfico más que al negocio de la prostitución. Recientemente, «el Gordo» había viajado a Colombia, país de origen de su pareja, y además andaba en tratos con traficantes de origen marroquí.

Paralelamente se investiga si las cámaras de seguridad grabaron a la persona que puso la bomba en el coche en el aparcamiento y que provocó heridas a otro hombre, ajeno a los hechos. Lo primero es determinar a qué hora aparcó la víctima por última vez el coche, ya que está claro que fue después, cuando el asesino o asesinos sabían que estaba en casa, el momento elegido para colocar el artefacto.