«Papá, me acaban de secuestrar unos tíos, págales»: Una estafa telefónica desde Chile

Una banda desde una cárcel de Santiago llama a familias de Madrid, Valencia, Málaga y otros puntos de España fingiendo el secuestro de su hijo para que les paguen un rescate de inmediato

Actualizado:

Un tipo de estafa ya conocido se está reproduciendo en España durante las últimas semanas. Las víctimas reciben una llamada telefónica informando del secuestro de su hijo, en el que él cuenta en primera persona que sus captores le quieren hacer daño y que exigen cobrar una cantidad de dinero de forma inmediata.

En las llamadas, el secuestrado pronuncia mensajes similares a este: «Papá, ¿me oyes? Por favor, ¡ayudadme! Me acaban de atacar unos tíos, Papá. Habla con ellos, por favor. Quieren dinero. No me hagan daño!»

Pero la llamada en realidad no es de su hijo, sino que procede de una cárcel de Santiago de Chile en la que una mafia organizada ejecuta estos chantajes. Durante el último fin de semana se han recibido 40 denuncias entre Madrid, Valencia y Málaga.

Los falsos captores suelen buscar los números en páginas de compra-venta en internet y les dicen que envíen el dinero desde un locutorio determinado. El tono es en todo momento muy amenazante, para mantener aterrorizada a la víctima y obligarle a que pague el dinero de inmediato, el objetivo de esta banda.

Esta misma estafa ya había tenido un repunte el pasado año: entre febrero y marzo del año pasado, la Policía Nacional recibió 162 denuncias en varias provincias, en las que un diez por ciento de las víctimas hizo efectivo el pago del supuesto rescate. Las cifras que pedían entonces estaban entre los 350 y los 5.000 euros.