De Cospedal, junto al presidente dle Gobierno
De Cospedal, junto al presidente dle Gobierno - Jaime García

Un órgano de Defensa acusa al Kremlin de aprovechar la crisis catalana para «desestabilizar» España

El informe indica que el interés de Moscú por nuestro país reside en «debilitar a un Estado miembro de la OTAN»

MadridActualizado:

Ninguna fuente oficial del ámbito del Gobierno se ha atrevido hasta ahora a señalar al Gobierno de Vladimir Putin como responsable de la campaña maliciosa de desinformación lanzada contra España coincidiendo con la crisis catalana en torno al referéndum del 1 de octubre. Como máximo, se ha apuntado a una ofensiva desde «territorio ruso». Hasta hoy, que un informe publicado por un organismo dependiente del Ministerio de Defensa -el Instituto Español de Estudios Estatégicos (IEEE)- apunta de forma directa a Moscú en este contexto.

Bajo el título de «Análisis de tendencias geopolíticas a escala global» y firmado por Josep Baqués, el texto habla en subjuntivo de que «el Kremlin esté aprovechando el órdago catalán para desestabilizar, empleando para ello una política destinada a generar confusión desde las redes sociales, en una línea similar a la utilizada para influir en las recientes elecciones de Estados Unidos».

«Moscú no tiene interés específico en España», sentencia el autor, pero «aspira a fomentar las desavenencias en Cataluña para de ese modo debilitar a un Estado miembro de la OTAN».

En noviembre, la ministra española de Defensa, María Dolores de Cospedal, apuntó ya a acciones de desinformación a través de internet procedentes de territorio ruso, pero también venezolano, enfocadas en la crisis catalana, cuyo objetivo es «desestabilizar».

«Sí que vienen de territorio ruso y algunas otras también, por cierto, repicadas de territorio venezolano. Eso es lo que sabemos a día de hoy», indicó Cospedal a la prensa durante un Consejo de ministros de Exteriores y Defensa de la Unión Europea (UE), en el que debatieron la comunicación estratégica comunitaria y la lucha contra la propaganda y la desinformación.

Cospedal señaló que «lo que hoy sabemos en España es que muchas de las actuaciones venían de territorio ruso». «Uno no puede determinar en este momento, se está en fase de análisis y de prospectiva, cuáles son las entidades, porque no se puede decir con total certeza que sea el Gobierno ruso», precisó la ministra española, quien sí dejó claro que esas informaciones proceden del territorio de Rusia y, en ocasiones, «repicadas» desde Venezuela.