La Junquera, en una imagen de archivo
La Junquera, en una imagen de archivo - AFP

Operativo «antiPuigdemont» en La Junquera: los maleteros, objetivo policial

El ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, advirtió que la policía iba a redoblar esfuerzos para que el expresidente cesado no pudiera regresar oculto a España

MadridActualizado:

El que avisa no es traidor y el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, ya lo advirtió el pasado martes. Confirmó que estaban «muy preocupados» ante la posibilidad de que Puigdemont burlara los controles, por lo que se había reforzado el dispositivo policial, extremando la vigilancia en la frontera, los puertos y el espacio aéreo.

Y en la frontera de La Junquera, entre Francia y España, los Cuerpos de Seguridad —según recogen los principales medios de comunicación catalanes— ya están prestando especial atención a los maleteros, que obligan a abrir a los conductores para evitar sorpresas.

«Hay muchos caminos rurales y se puede entrar por barco, en helicóptero o por ultraligero, pero trabajamos para que no ocurra», aseguró Zoido, quien también aseguró que trabajaría para «que Puigdemont no pueda entrar ni en el maletero de un coche». «Vamos a trabajar de manera muy intensa mañana, tarde y noche», añadió el titular de Interior.

Hay que recordar que el expresidente catalán se fugó en otro coche, previsiblemente dentro del maletero al pasar por la frontera, el 29 de octubre con destino a Bruselas. El viaje, que contó con la participaron de mossos de su confianza, se llevó a cabo horas después de que el Gobierno activara el artículo 115 de la Constitución, aprovechando que la Justicia aún no había reclamado su personación.

También un avión

La Guardia Civil desplegó este domingo un «control rutinario» en el aeródromo de Ocaña (Toledo) para identificar a los pasajeros de un avión privado que había despegado desde Bélgica, comprobando que en la aeronave viajaban siete personas aficionadas a la caza, según han informado a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

En concreto, en el avión viajaban dos pilotos de nacionalidad rusa y francesa y cinco ocupantes, tres varones belgas y dos mujeres de nacionalidad belga y española. Fuentes del Ministerio del Interior aseguraron que este Departamento no activó ninguna alerta especial por este avión y que el despliegue, a 48 horas de la posible investidura de Carles Puigdemont, se enmarcó en las funciones atribuidas a las Fuerzas de Seguridad sobre control de pasajeros aéreos.