Fotografía de archivo de la presidenta de Baleares, Francina Armengol
Fotografía de archivo de la presidenta de Baleares, Francina Armengol - EFE

MÉS obliga al PSOE a rectificar y a exigir el catalán al personal sanitario de Baleares

Los socialistas habían aprobado esta semana una resolución inicial que eximía del conocimiento de la lengua propia de la Comunidad a la mayoría de profesionales del Servicio de Salud

Palma de MallorcaActualizado:

Los actuales socios de la socialista Francina Armengol en el Ejecutivo regional, MÉS por Mallorca, obligaron ayer al PSOE a rectificar y a que exija el conocimiento del catalán al personal sanitario que desee trabajar en Baleares.

La petición de los econacionalistas se produjo horas después de que el Boletín Oficial de las Islas Baleares (BOIB) hubiera publicado una resolución del Servicio de Salud, que gestionan los socialistas, en la cual se dispensaba de la exigencia de conocimientos de catalán a determinadas categorías laborales. Según dicha resolución, en los procesos de selección de personal y de provisión de plazas quedarían eximidos de conocer la lengua catalana tanto médicos como enfermeros y farmacéuticos.

Debido a la presión ejercida por MÉS hacia el PSOE, el Servicio de Salud emitió por la tarde una nota de rectificación, en la que se anunciaba que en breve se modificaría la resolución originaria publicada unas horas antes, «con la finalidad de disipar cualquier duda sobre la voluntad del Govern de facilitar que los usuarios de la red sanitaria pública puedan ser atendidos en catalán».

Como excepción no se exigirá el catalán en aquellas áreas o especialidades médicas en que momentáneamente no haya personal específico para poder cubrirlas

La nueva resolución, que previsiblemente se publicará mañana en el BOIB, «dará más peso al conocimiento del catalán a la hora de contratar, se adecuará a los criterios lingüísticos de los acuerdos de gobernabilidad —suscritos a mediados de 2015— y al futuro decreto regulador de esta materia que el Govern dictará próximamente». En cualquier caso, como excepción no se exigirá el catalán en aquellas áreas o especialidades médicas en que momentáneamente no haya personal específico para poder cubrirlas.

Con anterioridad a que se produjera la citada rectificación, tanto la diputada del PP Nuria Riera como el diputado y portavoz de Ciudadanos, Xavier Pericay, habían denunciado la «incoherencia» del Govern en materia lingüística. Para Riera, al «pacto de izquierdas» sólo le habría interesado en su momento «vender grandes titulares» sobre el catalán. Por su parte, Pericay afirmó que «este gobierno se burla, día sí, día también, de los ciudadanos».

La resolución del Servicio de Salud que finalmente entrará ahora en vigor «estará enmarcada en la Ley 4/2016, de 6 de abril, de medidas de capacitación lingüística para la recuperación del uso del catalán en el ámbito de la función pública».

Cabe recordar que en marzo del pasado año el Parlamento balear aprobó una modificación puntual de la Ley de la Función Pública, para que el catalán volviera a ser un requisito, en lugar de sólo un mérito, para poder ser funcionario en la Comunidad. Votaron a favor de la citada modificación el PSOE, MÉS —por Mallorca y por Menorca— y Podemos, que son las formaciones que en esta legislatura dan su apoyo directo o indirecto a Armengol. El partido nacionalista Proposta per les Illes (PI) también votó a favor, mientras que el PP y Ciudadanos votaron en contra.

Medidas de Armengol

El anterior presidente autonómico, el popular José Ramón Bauzá, había modificado por vez primera la Ley de la Función Pública, en julio de 2012, con el propósito de que el catalán pasase a ser considerado únicamente como un mérito y no un requisito para ser empleado de la Administración. El PSOE presentó en aquel momento un recurso de inconstitucionalidad contra dicho cambio. Sin embargo, en octubre de 2013 el Tribunal Constitucional avaló la decisión de Bauzá.

En la actual legislatura, son ya varias las actuaciones que ha puesto en marcha Armengol en favor de la lengua catalana. Así, al inicio de este mandato derogó el Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL), controvertido decreto aprobado por el PP que preveía la implantación progresiva de un sistema de enseñanza trilingüe en los colegios, con el inglés como tercera lengua. El TIL hubiera representado en la práctica el fin de la inmersión lingüística en catalán. Por otra parte, en el canal autonómico IB3 se vuelve a utilizar el catalán estándar en la mayor parte de la programación, obviando habitualmente las modalidades lingüísticas isleñas.