España

La novia del teniente agredido en Alsasua: «Le siguieron pegando en el suelo»

Rajoy dice que «no habrá impunidad» para quienes agredieron a los agentes en Alsasua

Vídeo: Tensión en Alsasua tras la agresión a dos Guardias Civiles y sus novias - ABC
PABLO OJER Pamplona - Actualizado: Guardado en:

«Tiraron a Óscar al suelo y le rompieron el tobillo. Se quedó en el suelo, sangrando. A pesar de ello, de estar malherido, sangrando e inmóvil, hubo gente que le siguió pegando». Es el testimonio de María José, la novia del teniente de la Guardia Civil brutalmente linchado junto a otro agente por medio centenar de proetarras cuando se encontraban en un bar de Alsasua, en compañía de sus parejas, que también fueron golpeadas El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, afirmó ayer a través de las redes sociales que «no habrá impunidad» para los autores de la cobarde agresión. Al mismo tiempo mandaba «un abrazo y todo nuestro ánimo» a las cuatro personas heridas en lo que calificaba como una «brutal agresión».

Hoy, precisamente, pasarán a disposición judicial los dos detenidos en este suceso. Se enfrentan a los presuntos delitos de desórdenes públicos, cuatro de agresión con resultado de lesiones y atentado a la autoridad. Además, el Colectivo de Víctimas del Terrorismo Covite anunció ayer que presentará una denuncia contra los dos arrestados por un delito de «odio en conexidad con delito de terrorismo y por atentado a la autoridad». Además, criticaron a las autoridades vascas y navarras «por no tener ninguna estrategia para combatir la radicalización violenta, que alcanza en estas regiones los niveles más altos de toda la Unión Europea».

La declaración de los detenidos ante la juez coincidirá con el alta hospitalaria que probablemente recibirá el más grave de los heridos, el teniente del cuartel de la Guardia Civil de Alsasua, que tuvo que ser operado de la rotura del tobillo que sufrió cuando uno de los agresores le propinó un pisotón a conciencia.

Precisamente, el teniente recibió ayer la visita del director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, quien aseguró que el paciente se encontraba «deseando volver al servicio sin ningún rencor; es guardia civil».

Además, destacó el espíritu de entrega de los agentes, dispuestos siempre a ayudar a los ciudadanos, «incluidos aquellos que ayer apalearon a estos dos guardias civiles y a sus novias, que se benefician también de los servicios de la Guardia Civil cuando hay que rescatarlos atrapados por la nieve y solicitan ayuda». Fernández de Mesa recordó que el teniente participó en el rescate requerido el pasado mes de marzo cuando dos autobuses que transportaban a ex presos etarras y familiares tuvieron que pedir ayuda al Instituto Armado al quedarse atrapados por la nieve muy cerca de Alsasua.

El director general estuvo en Pamplona después de visitar el cuartel de Alsasua, donde se reunió con el sargento y su pareja, también heridos en la agresión, y el resto de agentes «para mostrarles su apoyo por la labor que están realizando en el cumplimiento de la normativa vigente».

Fernández de Mesa calificó el ataque de «miserable y repugnante, no sólo por los golpes recibidos, sino por el número de agresores de los que intentaron defenderse tanto los guardias civiles como sus esposas».

Sortu no condena

Sortu cuestionó la versión oficial para no condenar el linchamiento. Sin embargo, el testimonio de la novia del teniente herido no deja lugar para la duda: Los proetarras se dedicaron primero a provocar con miradas y gestos. «Incluso nos tiraron un vaso de chupito, pero al final no hicimos caso, decidimos pasar y seguir con lo nuestro», relató María José a la Cope. Hasta que se les acercaron un chico y una chica. «Él comenzó a meterse con nosotros. Me empujó». A partir de ahí se desencadenó la paliza.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios