De izquierda a derecha, Joan Tardá (ERC), Carles Campuzano (PDECat) y Aitor Esteban (PNV)
De izquierda a derecha, Joan Tardá (ERC), Carles Campuzano (PDECat) y Aitor Esteban (PNV) - IGNACIO GIL
39 Aniversario de la Constitución

Nacionalistas: «La Constitución solo solucionará la crisis territorial si incorpora la autodeterminación»

ABC entrevista a los portavoces de ERC, PDECat y PNV en el Congreso de los Diputados, en el 39 aniversario de la Constitución española

MadridActualizado:

El pacto entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez sobre la Constitución ha generado tal embrollo que no está claro qué puede esperarse ¿Debe o no reformarse la Carta Magna?

Joan Tardà (ERC): Esquerra Republicana acata la Constitución pero nunca la ha legitimado porque no reconoce la existencia de la nación catalana ni el derecho a la autodeterminación. Consagra la institución monárquica ilegítima, no reconoce la igualdad de las distintas lenguas del Estado, y no contempla la posibilidad de articular los territorios de los países catalanes.

Aitor Esteban (PNV): Nos mantenemos en la misma posición que hace 39 años cuando la ciudadanía vasca manifestó una abstención generalizada: no nos sentimos implicados con la Constitución. Ahora, casi 40 años después, su modificación podría ser necesaria para adecuar los hechos nacionales vasco y catalán. Ahora bien, creemos que cualquier reforma exige una cocina previa que devenga en un acuerdo básico entre partidos. De otra manera sería un brindis al sol.

Carles Campuzano(PDECat): Históricamente el catalanismo político ha desconfiado de la idea de la reforma constitucional. Existía la convicción de que una posible reforma podría suponer una marcha atrás en los avances y logros alcanzados con consenso en el pacto de 1978. La correlación de fuerzas, con la hegemonía del PP en el campo de la derecha como la escasa sensibilidad autonomista del PSOE, nos hacían desconfiar de cualquier iniciativa que afectase al Título VIII de la Constitución. Defendíamos entonces una interpretación abierta y progresiva de la Constitución que permita un desarrollo sólido y potente del autogobierno catalán y el reconocimiento de nuestra identidad nacional. Desde hace años este planteamiento suena utópico…

¿Una reforma de la Carta Magna podría aplacar la crisis territorial?

Joan Tardà (ERC): La reforma de la Constitución sólo puede ser la solución a la crisis territorial si se reconoce el derecho a la autodeterminación de las que ustedes denominan autonomías con derechos históricos. Además, Cataluña siempre será una minoría demográfica a merced de los partidos estatatales.

Aitor Esteban (PNV): Precisamente la crisis territorial es el asunto que una reforma constitucional no puede obviar. Para operaciones de maquillaje jurídicos que no cuenten con nosotros.

Carles Campuzano (PDECat): Somos escépticos en el recorrido de la reforma de la Constitución. No parece que haya ideas y propuestas que pretenden convencer y seducir a una mayoría sólida y amplia de catalanes a compartir un proyecto político a nivel español. Todo lo contrario.

En el Congreso se ha creado una comisión territorial para actualizar el Estado autonómico. ¿Qué se puede esperar de este órgano?

Joan Tardà (ERC): A nuestro entender, no se puede esperar nada. Responde a los mandatos de tres partidos (PP, PSOE y C’s) que han avalado la aplicación del artículo 155 en Cataluña y que nunca reconocerán el derecho de la ciudadanía de Cataluña a decidir su futuro en referéndum.

Aitor Esteban (PNV): Por el momento, no demasiado. Nosotros saludamos la iniciativa del PSOE, consideramos que es positiva, que siempre es bueno abrir foros de diálogo para abordar el modelo territorial del Estado y los hechos nacionales vasco y catalán en concreto, pero también hemos insistido en que en estos momentos no se da el clima para que esta Comisión sea fructífera. En plena campaña electoral catalana, con el modelo cuestionado, con el artículo 155, sin la participación de los partidos catalanes y con un contenido que tampoco está realmente definido... no se dan las circunstancias. En cualquier caso, no cerramos la puerta a participar en ella en un futuro. Eso sí, vamos a estar atentos al debate y participaremos cuando toque en defensa de la identidad nacional de Cataluña, su derecho al pleno autogobierno y a su capacidad de decidir su futuro político como nación que es. No vamos a renunciar, cuando la normalidad se recupere con el fin de la vigencia de la suspensión de nuestro autogobierno, a participar en cualquier foro político en defensa de nuestras ideas e intereses.

¿Cuál es el mayor avance que cree que puede producirse en esta legislatura para una reforma?

Joan Tardà (ERC): A nuestro juicio no se va a producir ningún avance.

Aitor Esteban (PNV): Es difícil apuntar a un hito en esta legislatura, cuando ni siquiera sabemos cuánto durará. Paso a paso. No es tan importante el cuándo sino el qué.

Carles Campuzano (PDECat): La mayoría en las Cortes representada por los partidos que han apoyado la suspensión del autogobierno de Cataluña no parece tener más sensibilidad autonomista o federalista que en 1978. Todo lo contrario. El panorama es todavía más preocupante con la presencia de un grupo tan radicalizado como Ciudadanos, que condiciona a populares y socialistas y hace bandera electoral del anticatalanismo.

¿Qué preceptos o artículos de la Carta Magna cree que deben modificarse ?

Joan Tardà (ERC): Debe cambiar la concepción de la Nación española como única e indivisible.

Aitor Esteban (PNV): Desde su aprobación, hace 39 años, ha habido una interpretación involucionista de la cuestión territorial, con una concepción del Estado expansiva en perjuicio del autogobierno vasco, negándolo e interpretándolo a la baja. Y está pendiente el reconocimiento nacional de Euskadi y Cataluña. El sistema de garantías también debe ser modificado. El modelo, con un TC cuestionado, no contribuye a dar cauce al diálogo y a la solución de problemas.

Carles Campuzano (PDECat): En Cataluña, la mayoría independentista defendemos la aspiración a tener un Estado propio y a decidir colectivamente nuestro futuro.

¿Qué tiene que cambiar para que la Constitución se reforme?

Aitor Esteban (PNV): Debe existir un clima adecuado, una convicción de que ha llegado el momento, y una cocina previa.