España

El movimiento de Patxi López genera recelos tanto entre los afines de Sánchez como en los de Díaz

El exlendakari intenta erigirse en la «tercera vía» para liderar el PSOE

Pedro Sánchez junto a Patxi López en el Congreso de los Diputados
Pedro Sánchez junto a Patxi López en el Congreso de los Diputados - EFE

El exlendakari Patxi López agitó ayer las aguas del PSOEcon la presentación, por sorpresa, de su «proyecto» para sacar al partido de la profunda crisis en la que vive desde hace meses; iniciativa que todos los sectores interpretan como un intento «descarado» de López para encabezar ante la militancia una «tercera vía» entre Pedro Sánchez y Susana Díaz que supere el enfrentamiento entre ambos.

López publicó en El País un texto titulado «Nuevo proyecto para un nuevo siglo», donde dice que «es hora de restañar heridas y buscar la fuerza de la unidad» tras el tumultuoso Comité Federal del uno de octubre, y de «renovar nuestro proyecto del PSOE». «El mundo ha cambiado, los problemas son diferentes y nuestras viejas respuestas han quedado anticuadas», recalca y el PSOE tiene la obligación de enfrentarse a los dogmas neoliberales que se presentan como verdad absoluta. Concluye: «Es radicalmente falso. Hay un camino diferente, más solidario, de progreso colectivo. Pero tenemos que demostrarlo, socializarlo y buscar complicidades ciudadanas. Empecemos ya».

El artículo ha sido acogido con extrema frialdad pública en el seno de un PSOE todavía conmocionado por los sucesos del uno de octubre en el Comité Federal y en donde cada movimiento de los dirigentes se mira con la lupa de las intenciones sucesorias. Desde el entorno de Susana Díaz se habla de un paso adelante «previsible» desde que el secretario general del PSE en Vizcaya, Mikel Torres, lanzara a López como «la mejor opción» para liderar el PSOE, pero creen que el exlendakari se ha «precipitado», porque la gestora que encabeza Javier Fernández no tiene ni calendario del congreso que elegirá secretario general.

«El pedrismo está con Pedro»

Quizá por eso ayer no hubo reacciones públicas ni tuits llamativos por parte de los dirigentes, aunque algunos militantes sanchistas, muy activos en las redes, sí atacaron con dureza al exlendakari por considerar que está traicionando a Pedro Sánchez. Un destacado dirigente sanchista, fiel todavía al ex secretario general, lo explicó gráficamente a ABC «Es que el pedrismo está con Pedro».

Sánchez ya ha dicho que piensa presentarse a las primarias y, desde su óptica, la iniciativa de López solo puede generar problemas a quienes rechazan que la presidenta de la Junta de Andalucía se haga con la Secretaría General del PSOE.

Uno de los aspectos que ayer más se criticaba a López desde las federaciones que defendieron la abstención y se situaron contra Sánchez es su ninguneo a la nación española. En un intento por congraciarse con las federaciones del PSOE menos españolistas, tales que Cataluña, Baleares, Galicia o el PSPV, el expresidente del Congreso y exlíder del PSE llega a afirmar que «la nación como concepto de sociedad cohesionada por una identidad común ya no existe». Y eso las federaciones del sur y la asturiana de Javier Fernández, firmes partidarios de recuperar el viejo PSOEde sensibilidad nitidamente española, no aceptan. Supone, dicen, colar en el ideario y la estrategia del partido la doctrinade los independentistas de que la nación española no existe; que solo existe un Estado español aglutinador de diferentes naciones ibéricas. Además, recalcan estos sectores, las palabras de López llegan justo en pleno pulso de Ferraz con el PSC tras el voto de sus siete diputados por libre en la investidura de Mariano Rajoy.

No obstante, otros sectores de la vieja guardia contrarios también a Sánchez creen que el debate abierto por López oxigena al PSOE porque lo saca del debate tóxico entre Susana Díaz y Pedro Sánchez.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios