Josep Lluis Trapero, máximo responsable de los Mossos, junto al presidente Puigdemont
Josep Lluis Trapero, máximo responsable de los Mossos, junto al presidente Puigdemont - Efe
Desafío secesionista

Los Mossos son un 60% más caros que la Policía Nacional y la Guardia Civil

El cuerpo catalán, en evidencia por su pasividad ante el golpe, cuesta más de 800 millones al año en sueldos

MadridActualizado:

Los Mossos son, con diferencia, el cuerpo policial mejor pagado de Cataluña y el más nutrido en efectivos. Sin embargo, ha tenido que ser la Guardia Civil la encargada de desmontar la maquinaria del golpe secesionista, que ha puesto en evidencia la pasividad de los Mossos en este particular. Y eso que los policías autonómicos catalanes son un 60% más caros que los policías nacionales o los guardias civiles.

Insertados orgánicamente en la estructura de la Generalitat, los Mossos rozan los 17.000 efectivos. En sí misma, la cifra les sitúa con una ventaja rotunda. La ratio sale a un mosso por cada 445 habitantes de Cataluña; en el conjunto de España, la suma de la Policía Nacional y de la Guardia Civil arroja una proporción de un efectivo cada 300 habitantes.

En gasto público, los Mossos también salen con sustancial ventaja. La partida presupuestaria de «seguridad pública» de la Generalitat ronda los 950 millones de euros anuales -830 millones para pagar sueldos-. A nivel nacional, la misma partida de los Presupuestos Generales del Estado asciende a 5.323 millones. Es decir, Cataluña -con el respaldo financiero del Estado- disfruta de 126 euros por cabeza en «seguridad ciudadana» prestada por la Generalitat; en el conjunto de España, 114 euros por habitante, un 10% menos.

Esa holgura presupuestaria y de plantilla no ha servido para que los Mossos hayan cumplido con la orden nítida que la Fiscalía le dio al jefe de este cuerpo autonómico, Josep Lluis Trapero: perseguir activamente la maquinaria puesta en marcha por los secesionistas para el referéndum ilegal, órdago central del golpe independentista. La Guardia Civil es la que ha tenido que asumir esa función en la práctica, ante una policía autonómica cuya cúpula está orgánicamente conectada al mando político de Puigdemont y Junqueras en la Generalitat.

El sueldo medio, 18.000 euros mayor

El Gobierno catalán lleva décadas mimando lo sueldos de los mossos, nutriéndolos para situarlos muy por encima de los salarios que cobran policías nacionales y guardias civiles. Este empeño de la Generalitat ha sido compartido por el Gobierno vasco con sus ertzainas.

El resultado es que, hoy por hoy, de media, un mosso sale un 60% más caro que un policía nacional o un guardia civil. Si se suman los costes salariales de estos dos cuerpos estatales, la media es de unos 30.000 euros por efectivo; en el caso de los mossos, si se divide el presupuesto de personal por la plantilla, la media se aproxima a los 48.000 euros anuales por cabeza.

Casi cuatro millones para «incentivos»

Las nóminas de los mossos también dejan hueco para poder sumar retribuciones variables a lo largo del año al amparo de los «incentivos» y pagos por «servicios extraordinarios». Es un apartado retributivo para el que la Generalitat se reserva casi cuatro millones de euros por ejercicio. En concreto, este 2017 está disponiendo una partida de 3,92 millones de euros para poder repartirla entre los efectivos de los Mossos para el pago variable de «incentivos» y «servicios extraordinarios».

En total, los 830,21 millones de euros a que asciende el presupuesto consignado este año para gastos de personal de los Mossos se reparte en cuatro grandes subpartidas: algo más de 212 millones de euros para retribuciones salariales básicas; unos 454 millones para complementos retributivos fijos; 3,92 millones de euros para repartir en forma de «incentivos» y pago de «servicios extraordinarios»; y unos 160 millones de euros en cotizaciones de Seguridad Social.