El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, esta mañana en el Pleno del Congreso - EFE

Méndez de Vigo dice que el caso Cifuentes no es «político» y que afecta a la universidad

El ministro de Educación pide respeto para el trabajo que está realizando la Universidad

MadridActualizado:

El ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo, se ha pronunciado este miércoles en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados sobre el caso del master de Cristina Cifuentes, asegurando que esta cuestión no es «política».

En respuesta a una pregunta de la diputada del PSOE, Meritxell Batet, sobre el prestigio de la universidad pública, el titular de Educación considera que «es la propia universidad» la que debe aclarar el caso. En este sentido, ha reiterado que «el caso está en el ámbito universitario y todos debemos respetar el trabajo que está haciendo la universidad».

Méndez de Vigo señaló que en España rige el principio de autonomía universitaria y ante un asunto que afecta a la universidad es la institución quien debe ocuparse. El ministro subrayó que la universidad ha activado el principio de información reservada y solicitado a la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) que abra una investigación.

El ministro acusó a los socialistas de utilizar un «discurso político» para atacar a Cifuentes cuando este caso hay que «dejarlo» en manos de la Rey Juan Carlos: «Deje a la universidad que resuelva sus problemas porque los resuelve bien. Sé que hay profesores y alumnos que estudian y tienen prestigio, no arrojemos sombras de duda porque el prestigio de la Universidad porque se pierde fácilmente y debemos ser responsables».

«Mérito inmerecido»

Para la diputada socialista, sí es un tema político porque, a su juicio, es «el concepto de política que tiene el PP» el que ha creado el problema a la universidad española. En este sentido, considera «prioritario» que el Ministerio defienda la universidad, a sus alumnos y a sus profesores. Además, hizo un llamamiento a eliminar los «comportamientos impropios» que «degradan» la institución.

Finalmente, afirmó que «cuando la señora Cifuentes se queda con un mérito inmerecido, se los está quitando a la Universidad».