Saldo independentista

Mas y Puigdemont han endeudado a los catalanes en 40.000 millones de euros

Cataluña concentra el 27% de la deuda autonómica, pese a representar en torno al 20% del PIB y el 16% de la población

Artur Mas y Carles Puigdemont, en un reciente acto de su partido, el PDECat -la antigua Convergencia-
Artur Mas y Carles Puigdemont, en un reciente acto de su partido, el PDECat -la antigua Convergencia- - Efe
Roberto Pérez Madrid - Actualizado: Guardado en: España

Los sucesivos gobiernos catalanes de los independentistas Artur Mas y Carles Puigdemont han acumulado una deuda pública de 40.000 millones de euros. Y los números rojos siguen creciendo día a día, mientras la Generalitat acelera el desafío secesionista.

Cuando Artur Mas tomó las riendas del Gobierno catalán, en enero de 2011, la Generalitat ya sobresalía por sus números rojos acumulados. La recibió con una deuda de 35.616 millones de euros. Cuando salió del Ejecutivo catalán, en enero de 2016, dejó a la Generalitat con una deuda pública que rozaba los 73.000 millones de euros.

A Mas le sucedió Carles Puigdemont, que ha seguido endeudando al Gobierno catalán a una media -en su caso- de más de seis millones de euros cada día, unos 186 millones de euros cada mes. Desde que tomó posesión como presidente de la Generalitat, el 27 de diciembre de 2010, hasta el 31 de marzo del presente año -últimas cifras de deuda certificadas por el Banco de España-, la Generalitat se endeudó en otros 2.800 millones de euros en números redondos. Y el agujero suma y sigue día a día, soportado a costa de los ventajosos préstamos que le inyecta periódicamente el Estado.

Entre la deuda acumulada hasta 2010, la que sumó la etapa de Artur Mas y la que lleva generada el Gobierno de Puigdemont, la Generalitat acumula un agujero que supera los 75.000 millones de euros, un 112% más que en enero de 2011. Y las tres cuartas partes de ese dinero se lo debe al Estado, que es el que ha soportado la financiación del Gobierno catalán ante la imposibilidad de éste para buscar dinero prestado en los mercados ordinarios de deuda pública.

La Generalitat ha sido especialmente eficaz en generar endeudamiento durante décadas. Sus abultadas estructuras políticas y burocráticas, su extensa lista de entes y el gasto público generado por los sucesivos gobiernos de corte nacionalista -tripartito incluido- han hecho que Cataluña concentre el 27% de la deuda de todo el sistema autonómico, pese a que supone en torno al 20% del PIB nacional y el 16% de la población española.

El sobreendeudamiento en el que viene incurriendo sistemáticamente la Generalitat es consecuencia del elevado déficit que arroja su extenso sector público. En el quinquenio 2012-2016, por ejemplo, sus cuentas de ingresos y gastos arrojaron unos números rojos totales de casi 22.000 millones de euros. Es decir, un agujero que durante estos cinco últimos años se ha ido agrandando a razón de medio millón de euros más cada día.

Toda la actualidad en portada

comentarios