Artur Mas, junto a Albio, Domènech y el resto d comprecientes del debate «Diáloggos sobre Cataluña» celebrado en Madrid este martes
Artur Mas, junto a Albio, Domènech y el resto d comprecientes del debate «Diáloggos sobre Cataluña» celebrado en Madrid este martes - ÁNGEL DE ANTONIO

Artur Mas se desmarca de Puigdemont: «Yo soy el principal responsable del proceso hasta enero de 2016»

El expresidente de la Generalitat pone en duda la estrategia soberanista

MadridActualizado:

«Estoy acostumbrado a que me culpen de casi todo». Así ha empezado Artur Mas su intervención en el foro «Diálogos sobre Cataluña» organizado por el Club Siglo XXI este miércoles en Madrid. Era el preámbulo de lo que iba a protagonizar a continuación. El expresidente de la Generalitat no reniega del proceso, pero tampoco lo asume como propio. En el evento, ha lanzado una suerte de alegato para desmarcarse de una parte de la estrategia independentista, la de Carles Puigdemont. «Yo soy el responsable principal de este proceso hasta el 10 de enero de 2016, aunque luego he colaborado y se me ha pedido opinión», ha asegurado.

También ha aprovechado para esgrimir una crítica a los planes secesionistas. «Por parte de los sectores soberanistas se está haciendo una reflexión de lo que ha ocurrido, si hubo control inteligente de los tiempos, y si la mayoría social que hay es suficiente para dar pasos como los que se dieron». Mas ha afirmado que en el seno de estos sectores también se están produciendo discusiones sobre las consecuencias derivadas de la estrategia unilateral de Puigdemont, así como un análisis de «cuál ha sido la reacción del Gobierno ante un reto estrictamente democrático».

El expresidente autonómico ha compartido el foro con otro expresidente de la Generalitat, José Montilla, así como con el líder del PP catalán, Xavier García Albiol, el líder de Catalunya en Comú, Xavier Domènech, el catedrático de Economía Antón Costa y el académico de la RAE Santiago Muñoz Machado. Durante su intervención ha defendido que «nunca» le pidió «ni un solo euro a Rajoy». «Las reuniones con Rajoy se hicieron fuera de La Moncloa para alejarse del ambiente institucional y de los focos, pra encontrar algún tipo de solución. En septiembre de 2012 se produce la última reunión» ha relatado el expresidente de la Generalitat, «y hablamos sobre el pcto fiscal, para recoser el tremendo descosido que hizo la sentencia del estatut».

«Le dije explícitamente: "yo no te pido ni un euro". No le hablé de cupo. Y la respuesta fue taxativamete que no. Fue un portazo que se dio a una posible salida que requería coraje político. Ya tenía en aquel momento manifestaciones en Cataluña de un millón de prsonas que no pedían un pacto fiscal, sino una Cataluña como estado de Europa», ha explicado.

Culpa del Tribunal Constitucional

Mas ha situado el origen del conflicto catalán en las modificaciones que llevó a cabo el Tribunal Constitucional del Estatuto de Autonomía de Cataluña. «En julio de 2010 el TC, con gente recusada y vacantes que no se cubrían, anuló el pacto entre dos parlamentos, el catalán y el español, y refrendado directamente por los catalanes en un referéndum legal. En el momento en que aquel TC anula el pacto de esta forma, en el fondo lo que hace es expulsar del marco constitucional a mucha gente que habíamos trabajado dentro de ese marco», ha denunciado Mas.

En ese momento, ha proseguido, «cientos de catalanes empiezan a diseñar y a impulsar un proyecto político distinto que que se articula en torno al derecho a decidir, o en torno a la independencia». Mas ha zanjado su intervención calificando este proyecto como un «proceso no violento, estrictamente democrático, que ha buscado el acuerdo». «Yo fui protagonista de ese proceso», ha concluido, «pero cuando buscamos el acuerdo, siempre nos encontramos una puerta cerrada, y bien cerrada».