Mariano Rajoy, presidente del Gobierno - ABC

Mariano Rajoy: «Lo último que necesita Baleares es seguir el ejemplo de división de Cataluña»

El presidente del Gobierno y del PP, que ha clausurado en Palma una convención sectorial sobre turismo, ha criticado varias de las medidas implantadas por el Ejecutivo que preside la socialista Francina Armengol

Palma de MallorcaActualizado:

El presidente del Gobierno y líder del PP, Mariano Rajoy, ha participado este sábado por la mañana en Palma en la clausura de la Convención Sectorial sobre Turismo de la formación popular. Rajoy ha destacado en varios momentos de su intervención que el turismo ha sido un «seguro» para España y también una de las causas del «crecimiento económico» vivido en nuestro país en los últimos años. Además, ha criticado algunas de las medidas adoptadas en esta legislatura por el actual Ejecutivo balear, que preside la socialista Francina Armengol con el apoyo de MÉS y de Podemos.

«El problema que tiene hoy Baleares, que ya anuncio que se va a superar, como es evidente, es que tiene la mala fortuna de padecer un gobierno de esos que se dedican a inventar problemas y promover una agenda de división y de enfrentamiento», ha señalado Rajoy, para añadir: «Lo último que necesita Baleares, y hablo muy en serio, es seguir el ejemplo de división, enfrentamiento e invención de problemas que está causando tantas dificultades a todos los catalanes».

Rajoy ha criticado, en ese contexto, a «los que les importa más que un médico sepa catalán que medicina o que a un músico se le obligue a saber una lengua para interpretar una partitura». Cabe recordar que el Gobierno balear ha aprobado recientemente el decreto que regula el conocimiento de catalán que se exigirá a los profesionales sanitarios que deseen trabajar en la sanidad pública. Asimismo, a partir de ahora en la Orquesta Sinfónica de Baleares se priorizará la contratación eventual de aquellos músicos que tengan conocimientos de catalán. «Se olvidan de que la lengua es un instrumento para comunicarnos», ha añadido Rajoy. En esa línea, el presidente ha indicado que las lenguas «enriquecen» la cultura española.

Con respecto a la situación política actual en Cataluña, Rajoy ha indicado que el Gobierno central está haciendo «todo lo posible» para que se recuperen «la normalidad y la sensatez» y para que la comunidad «vuelva a ser, como siempre, pujante, abierta y llena de oportunidades». El presidente ha dicho que su Ejecutivo ofrecerá «soluciones» y «diálogo» para ello. «Hablando se pueden resolver muchos problemas, todos naturalmente dentro de la ley, que eso es la democracia y el estado de derecho, que son los grandes valores en los que se funda Europa y en los que se funda España».

Previamente, ha intervenido el presidente del PP de Baleares, Biel Company, quien también ha criticado al Ejecutivo de Armengol. Así, ha denunciado, por ejemplo, la reimplantación de la ecotasa. «El Govern de Armengol quiere el dinero del turismo, pero sin los turistas», ha señalado. Asimismo, ha lamentado las expresiones de turismofobia vividas en Baleares en los dos últimos años. «Lo preocupante es la irresponsabilidad de algunos partidos respecto de esas manifestaciones contra el turismo», ha recalcado Company, para añadir: «Armengol está al frente de un gobierno de izquierdas radical y sectario, que ni cree, ni sabe, ni entiende de turismo».

Para el presidente del PP balear, «el objetivo no es que vengan menos turistas, es adaptarnos a las circunstancias y aprovechar la ocasión para diversificar, especializar y mejorar». Asimismo, ha incidido en la idea de que «el turismo ha traído bienestar, riqueza compartida y empleo en Baleares», algo que la izquierda estaría poniendo ahora «en riesgo». Con respecto a las políticas lingüísticas del Govern, Company ha dicho, al igual que Rajoy, que para Armengol «tiene más importancia saber catalán que ser un buen médico para la sanidad pública».

El «motor económico»

La convención ha sido inaugurada por el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, y por la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Palma, Marga Durán. Durante su intervención, Nadal ha recalcado que el turismo es el «motor económico» de España y ha criticado a quienes dicen que el turismo es malo. «Los que dicen esto querrían vivir en una cueva», ha añadido.

En ese contexto, el ministro ha lamentado que haya personas que tengan una «rabia ideológica» que les impediría «ver la realidad» sobre cómo funciona la economía en un mundo globalizado. Para Nadal, es un «dislate» criticar el turismo, pues «si en España hay clase media es gracias a este sector». Asimismo, ha señalado que el turismo en Baleares es «emblemático» y ha cuestionado también la ecotasa. «Poner una ecotasa es lo mismo que poner un arancel a la exportación de zapatos de Menorca», ha afirmado.

En esa misma línea se ha pronunciado la portavoz popular en el consistorio de la capital balear. «En Palma no sobran turistas, sino que faltan gestores eficaces capaces de administrar nuestro éxito como destino», ha indicado Durán, para añadir: «No hay masificación, sino mala previsión de los servicios municipales». Para Durán, «es preocupante que, en lugar de continuar la senda de éxito que nos ha permitido ser un destino de referencia a nivel europeo, las autoridades lancen mensajes hostiles y hablen de saturación de la ciudad sin calibrar las consecuencias».

Cabe recordar que en Baleares gobierna Armengol con el apoyo directo del PSOE y de MÉS por Mallorca, así como con el aval parlamentario de Podemos y de MÉS por Menorca. Por lo que respecta al consistorio palmesano, el equipo de gobierno municipal está conformado por el PSOE, MÉS y Podemos. El actual alcalde es el ecosoberanista de MÉS Antoni Noguera. Tanto Armengol como Noguera se muestran partidarios, por ejemplo, de escalonar la llegada de cruceros a Palma.

En el exterior del hotel en donde se ha celebrado la convención, el Gran Meliá Victoria, se han concentrado una treintena de personas para protestar por la presencia de Rajoy en Palma. La mayoría de ellas eran del colectivo Música per la llibertat (Música por la libertad) y han interpretado «El cant dels ocells», de Pau Casals. Además, han coreado la consigna «llibertat presos polítics!» («¡libertad presos políticos!») durante su protesta.