España

En libertad con cargos un exconcejal del PP de Palma tras declarar ante la Policía

La nueva operación contra la corrupción en el consistorio palmesano investiga presuntas irregularidades en la adjudicación del servicio que controla el aparcamiento regulado

Calle Indalecio Prieto del barrio palmesano de Sont Gotleu
Calle Indalecio Prieto del barrio palmesano de Sont Gotleu - EFE

El exconcejal de Movilidad del Ayuntamiento de Palma, Gabriel Vallejo (PP), ha quedado este miércoles en libertad con cargos, tras haber declarado a lo largo de la mañana ante la Policía Nacional en la Jefatura Provincial de Palma. En principio, Vallejo declarará el próximo viernes ante el juez en calidad de investigado, equivalente a imputado. El antiguo regidor popular había sido detenido el pasado lunes junto con 12 personas más —entre ellas la exedil de Función Pública, Irene San Gil, y nueve funcionarios— en el marco de una nueva operación contra la corrupción en el consistorio palmesano.

Los arrestos fueron llevados a cabo por el Grupo de Blanqueo de Capitales de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales de la Policía Nacional en el inicio de la denominada «Operación Sancus», impulsada por el titular del Juzgado de Instrucción número 12 de Palma, Manuel Penalva, y por el fiscal Anticorrupción Miguel Ángel Subirán. En esta ocasión se está investigando un presunto fraude en la licitación y adjudicación del servicio de la ORA a la Unión Temporal de Empresas (UTE) que gestiona dicho servicio en la actualidad.

Los investigadores quieren descubrir si se habría podido producir un presunto desvío de fondos públicos en este caso. La concesión ahora bajo sospecha fue otorgada en 2013 a la UTE que había presentado la oferta más cara, conformada por las empresas Dornier, Roig y Api.

Los trabajadores del servicio de la ORA se ocupan de vigilar que los vehículos que aparcan en las denominadas zonas azules hayan abonado los preceptivos tiques. En caso contrario, los coches indebidamente estacionados son sancionados con una multa, que debe ser abonada luego en las dependencias municipales.

Tanto Vallejo como San Gil formaron parte del equipo que en el pasado mandato gobernó en la corporación palmesana con el popular Mateo Isern como alcalde. En la presente legislatura, el alcalde es ahora el socialista José Hila, gracias al acuerdo suscrito el pasado año entre el PSOE, la coalición econacionalista MÉS y Som Palma, que es la marca blanca de Podemos en la capital balear.

Precisamente, Hila pidió ayer martes al PP que explique la trama corrupta «que parece que organizó en la pasada legislatura para servir a sus propios intereses y en ningún momento a los ciudadanos». Por su parte, la portavoz popular en el consistorio palmesano, Margalida Durán, ha afirmado este miércoles que su partido tiene «el máximo interés en que se llegue al fondo caiga quien caiga y afecte a quien afecte». Durán también se ha mostrado convencida de que el PP aplicará su código ético en este caso.

En ese contexto, la exregidora San Gil —que había quedado en libertad el pasado lunes— ha anunciado este miércoles que ha puesto a disposición de su partido su cargo como vocal del Comité de Derechos y Garantías del PP balear. Por lo que respecta a los funcionarios detenidos, la mayoría de ellos han sido ya puestos en libertad.

La «Operación Sancus», que está bajo secreto de sumario, se instruirá como una pieza separada de la causa en la que desde 2013 se investiga una presunta trama de corrupción en el seno de la Policía Local. Dicha trama incluiría la manipulación de unas oposiciones en la jefatura del cuerpo y la recurrente extorsión a diversos empresarios de locales de ocio de la Playa de Palma, con la connivencia de altos cargos locales del PP.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios