España

El juez archiva la causa contra Abel Azcona por poner la palabra «pederastia» con formas consagradas

No aprecia delito al no realizarse la muestra en un lugar de culto ni incitar al odio

Abel Azcona (derecha), en una imagen de archivo
Abel Azcona (derecha), en una imagen de archivo - EFE

El titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona ha decidido archivar la querella presentada contra Abel Azcona poner escribir para una exposición la palabra «pederastia» con formas consagradas recogidas en decenas de misas de Madrid y de Pamplona.

La obra en cuestión formaba parte de una exposición que Azcona presentó en una sala de exposiciones de Pamplona hace ahora un año. Aquella exposición causó gran polémica y cientos de ciudadanos se concentraron para pedir la retirada de la obra. La Asociación de Abogados Cristianos presentó una querella contra el autor por un presunto delito contra la libertad religiosa y otro de incitación al odio.

El juez ha decidido archivar la causa porque «resulta acreditado que el investigado aplicó a dichas formas un uso profano, pero ello no es suficiente para apreciar la existencia de delito, ya que dicha conducta no se realizó en un lugar destinado al culto».

Además, el juez tiene en cuenta que en ningún lugar de la exposición se afirmaba que las formas consagradas tuvieran el carácter sagrado y que «no puede afirmarse que la conducta del querellado, cuando se apoderó de las formas consagradas que luego utilizó, lo hiciera sin el debido respeto».

Tampoco considera que la muestra incitara al odio ya que «en ningún caso puede considerarse que la obra ejecutada por el querellado sea idónea para fomentar, promover o incitar al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, en este caso la Iglesia Católica o sus miembros, pues ni siquiera en la obra objeto de valoración el autor propone a quienes la observen acción alguna a tomar en relación a la realidad que denuncia, más allá de la de tomar conciencia o posicionarse respecto de la lacra de la pederastia».

No obstante, el juez sí que apunta que «el medio elegido por el investigado para denunciar la lacra de la pederastia podrá ser criticado y no compartido, en la medida en que se ha utilizado uno de los signos más sagrados de la religión católica».

El mismo juez ha decidido no tomar en consideración la querella presentada por la misma asociación de abogados contra la concejal de Cultura del Ayuntamiento de Pamplona, Maider Beloki.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios