España

El PSOE prepara el terreno para una abstención técnica, sin estabilidad para el nuevo Gobierno

Sumelzo encabeza el desafío de los sanchistas a la gestora y avisa que no se abstendrá aunque lo decida el Comité Federal

Vídeo: El PSOE empieza a girar a la abstención - ABC

En su primera entrevista pública desde que el pasado sábado se convirtió en presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, ha comenzado a preparar el terreno para una abstención, si el candidato popular, Mariano Rajoy, decide someterse de nuevo a un debate de investidura. No obstante, esta abstención tendría carácter técnico -exclusiva para la investidura y no para el Gobierno- como en los últimos días han defendido otras voces del PSOE, como el exsecretario de Organización, Pepe Blanco.

En el programa «Al rojo vivo» de La Sexta la máxima autoridad de los socialistas ha dejado claro que los españoles no quieren unas terceras elecciones y que si su partido decide ir a esos comicios el PP podría volver a mejorar su resultado. Una decisión que, según ha considerado, «sería estudiada en todas las facultades de Política».

Se ha apoyado Fernández en «la evidencia empírica» que dejaron las elecciones del pasado mes de junio, y ha considerado que el PSOE debe preguntarse si quiere un PP «más fuerte, que haga políticas con mayoría absoluta, a cambio de convertirnos en una referencia ética». Aludía así al coste del mantenimiento del «no» a Rajoy.

Por este camino, pero sin desvelar la posición que defenderá ante el Comité Federal, Fernández se ha mostrado más favorable a que los socialistas opten por abstenerse en la investidura y dejen gobernar al PP, aunque ha hecho hincapié en que Rajoy no puede esperar nada más. Una vez que el candidato popular saliera elegido presidente del Gobierno, los socialistas pasarían «a la oposición».

«En ningún caso el PSOE va a aportar estabilidad al PP», ha advertido, dejando claro que Moncloa tendrá que «buscársela día a día» buscando apoyos en el Congreso ley a ley. Ni habrá pacto de Gobierno ni compromiso de acuerdo para los dos próximos Presupuestos Generales del Estado, como aspiran a conseguir los populares.

Ante las voces que abogan en el PP por aprovechar la debilidad interna del PSOE y acudir a unas terceras elecciones, sí ha admitido que «no quiero terceras elecciones pero quiero menos aún que el PSOE aparezca como el culpable de ellas». Sin embargo, lejos de amilanarse, ha advertido a renglón seguido a los populares de que si plantean «exigencias que para nosotros son absolutamente inasumibles tendrán que saber que los ciudadanos van a tener muy claro quién es el que bloquea el Gobierno».

Fernández también ha adelantado que la salida del exsecretario general, Pedro Sánchez, no permite los socialistas vayan a decidir sobre la gobernabilidad de España con rapidez. Al contario, ha defendido la necesidad de realizar una reflexión interna tan laxa como sea posible ya que, hasta ahora, no ha tenido lugar. «Casi hemos cometido un delito de silencio por no haberlo hablado antes», justificó.

«El PSOE necesita apurar este tiempo (el plazo hasta la convocatoria de elecciones) para hacer el debate que no hicimos antes», justificó, aunque sí se ha comprometido a «comprimir» el proceso para que llegue a tiempo y «no vayamos a terceras elecciones».

El presidente de la gestora ha desvelado también que ayer se puso en contacto con Sánchez por teléfono, «hasta ahora no tuvimos oportunidad de hacerlo» ha dicho, aunque no ha querido revelar el contenido de la conversación, que ha enmarcado en el terreno «personal».

Al comienzo de la entrevista Fernández había apuntado su «absoluta confianza» en que todos los parlamentarios acatarán la voluntad del Comité Federal y «responderán a lo que ha sido siempre la cultura política de los socialistas».

Sin embargo, durante el transcurso de la misma, se ha conocido que la diputada y secretaria de Administraciones Públicas del PSOE, Susana Sumelzo, ha adelantado que no se abstendrá en un nuevo debate de investidura de Mariano Rajoy aunque esa sea la posición que decida el Comité Federal, y que «muchos compañeros» piensan lo mismo.

El político asturiano ha respondido a este desafío «apelando a la responsabilidad de los diputados para respetar la voluntad del Comité Federal». Y cuando acto seguido el presentador del programa, Antonio García Ferreras, se ha despedido de él deseándole suerte, Fernández ha respondido con un «la voy a necesitar, no lo dude».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios