Isabel Hermoso, vecina de La Zarza: «A Rocío se la veía buena madre y los niños la querían mucho»

La propietaria del hostal confirma que el niño mayor ahora se encuentra con su abuelo materno y los tres pequeños con su padre

Actualizado:

La propietaria del hostal de la localidad onubense de La Zarza-Perrunal, donde fue encontrada una pareja muerta el pasado sábado, ha confesado en Herrera en COPE que se encuentra «muy impresionada» por lo sucedido y que «en lo único en lo que pensaba era en los niños».

Isabel Hermoso ha relatado que el niño mayor, que junto con sus tres hermanos convivieron durante al menos cinco días con los cadáveres, «vino corriendo a pedir que lo escondiéramos porque decía que se lo iban a llevar de aquí». Indica que «los niños eran muy cariñosos, querían a su madre y se les veía atendidos, pero el mayor por lo que decía estaba acostumbrado a atender a sus hermanos pequeños».

Cuenta Hermoso que «cuando llegaron a la localidad, estuvieron unos días en su antigua casa, pero no estaba en condiciones y les ofrecí mi hostal hasta que encontraran algo mejor». Añade que gente que conocía a la joven «decía que ella no era la misma desde que estaba con su nueva pareja».

La propietaria del hostal confirma que el niño mayor ahora se encuentra con su abuelo materno y los tres pequeños con su padre: «Desde el principio quería llevárselos porque decía que estaban con muy mala gente», ha afirmado en el programa.

Comunicación con el casero

Los cuatro hijos, todos menores de edad, llevaban al menos cinco días conviviendo con los cadáveres de ambos sin que supieran que estaban muertos. Los cuerpos fueron descubiertos después de que uno de los niños comunicara al casero de la vivienda que su madre estaba "dormida y muy fría", por lo que no podía abrir la puerta.

Así lo explicaron a Efe fuentes cercanas a la familia, que señalaron que el propietario de la vivienda acudió a la casa tras llevar varios días sin saber nada de sus inquilinos, aunque nadie le abrió la puerta, y tan sólo uno de los niños le dijo que su madre no podía abrirle, ni tampoco la pareja de ésta.

Tras escucharle decir que su madre no se podía levantar de la cama y que estaba "muy fría", le pidió al niño que abriese la puerta y se dirigió al dormitorio, de donde salía un fuerte olor, y al abrir la puerta encontró a la pareja en la cama, ambos inertes.

Inmediatamente avisó a la Guardia Civil, que se personó en la vivienda, disponiendo que los menores, de entre cinco y trece años, se pusieran a disposición de los servicios sociales municipales, aunque finalmente se hizo cargo de los niños el padre de tres de ellos, expareja de la mujer.

Los pequeños se habrían acostumbrado a que su madre y su pareja no les atendiesen de forma continua, por lo que no consideraron extraño que no saliesen de la habitación, hasta el punto de que uno de los menores habría dicho a los agentes que pensaba que su madre dormía y su pareja "jugaba a la Play".

La mujer, de unos 40 años, era natural de La Zarza-Perrunal (unos 1.200 habitantes), municipio al que acababa de regresar tras vivir durante un tiempo fuera, mientras que se desconoce el origen del hombre, algo mayor que ella. Ambos llevaban un mes residiendo en la casa donde fueron encontrados muertos.

La mujer acudió a los servicios sociales hace unos días para recibir una ayuda económica con la que pagar el alquiler de la casa, una ayuda que se estaba tramitando.