España

Interior reprende a Homs por calificar el juicio del 9-N de «arbitrario, político y partidista»

El Gobierno acusa al político catalán de cuestionar la justicia española con acusaciones falsas para distorsionar la causa por la que declara el lunes

El diputado en el Congreso Francesc Homs (4d) en el acto celebrado hoy ante el Tribunal Superior de Justicia
El diputado en el Congreso Francesc Homs (4d) en el acto celebrado hoy ante el Tribunal Superior de Justicia - EFE
ABC.es - Actualizado: Guardado en:

El líder del PDC en el Congreso y exportavoz del Govern, Francesc Homs, ha avanzado este sábado que en su comparecencia ante el Tribunal Supremo (TS) este lunes para declarar sobre la celebración de la consulta del 9N en Cataluña argumentará que la causa abierta contra él, el expresidente de la Generalitat Artur Mas y las exconselleras Irene Rigau y Joana Ortega es «arbitraria, política y partidista».

Así lo ha dicho en rueda de prensa flanqueado por diputados y miembros de la ejecutiva del partido, donde ha asegurado que argumentará esta frase ante el alto tribunal y defenderá que la querella «no se tendría que haber admitido nunca a trámite».

Homs, que ha comparecido ante los medios para anunciar iniciativas parlamentarias en el Congreso, se ha mostrado con «muchas ganas de declarar» aunque ha expresado poca confianza en la administración de Justicia del Estado.

Ha recibido el respaldo del partido de la mano de su coordinadora general, Marta Pascal, que ha afirmado que en «en una democracia normal, madura y consolidada, lo que está ocurriendo no tendría que estar pasando».

Homs contó el viernes con el apoyo de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, de las entidades soberanistas, de la ACM y de miembros de ERC, la CUP y SíQueEsPot en un acto ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

La contestación del Gobierno

El Gobierno ha acusado este sábado al portavoz del PDC en el Congreso, Francesc Homs, de cuestionar el funcionamiento de las instituciones «con acusaciones radicalmente falsas» con el único fin de «distorsionar» los motivos por los cuáles está implicado en la causa judicial por la consulta catalana del 9-N.

Así, el Ejecutivo argumenta que «su legítimo derecho de defensa» ante la declaración que prestará este lunes en calidad de investigado en el Tribunal Supremo «no le autoriza a mentir, difamar y calumniar», en referencia a las afirmaciones hechas hoy por el exconseller en las que apunta que la justicia española «está absolutamente volcada en la Operación Cataluña».

Según fuentes oficiales del Ministerio del Interior, el político catalán trata de cuestionar el funcionamiento de las instituciones «con el único fin de distorsionar las razones por las que ha de responder ante la Justicia», y pone en cuestión las investigaciones en otros procesos judiciales cuya nulidad pretende conseguir «con medios torticeros».

Por ese motivo, desde el departamento que dirige Jorge Fernández Díaz exigen al que fuera portavoz de la extinta CDC «respeto» a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y al resto de las instituciones democráticas», si bien éste insiste en que el Ejecutivo está utilizando la justicia «como una extensión de su maniobra contra Cataluña».

Comparativa con los GAL

En una entrevista al diario 'El Punt Avui' Homs ha recalcado que el Gobierno del Partido Popular se ha «cargado» la separación de poderes y se ha referido al de los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL) para añadir que este Estado «en plena democracia ha matado».

Sobre la declaración que prestará este lunes ante el Tribunal Supremo por su implicación en el proceso del 9-N, Homs ha afirmado que les comunicará a los magistrados que deben ser conscientes de que «están al servicio de los intereses del PP y de una operación contra Cataluña» y que se trata de una causa «arbitraria, política y partidista».

Así lo ha dicho en rueda de prensa flanqueado por diputados y miembros de la ejecutiva del recién formado Partir Demòcrata Català, donde ha asegurado que argumentará esta frase ante el alto tribunal y defenderá que la querella «no se tendría que haber admitido nunca a trámite».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios