Hemiciclo del Consejo de Europa
Hemiciclo del Consejo de Europa - ABC

Interior defiende la actuación policial del 1-O ante el Consejo de Europa

Exteriores, por su parte, insiste en que los tribunales españoles serán quienes investiguen las denuncias presentadas por la actuación de la Policía y la Guardia Civil

MadridActualizado:

El Ministerio del Interior ha explicado por escrito al Consejo de Europa que en España «nadie es perseguido por sus ideas» y que si los Cuerpos de Seguridad del Estado actuaron el pasado 1-O en Cataluña fue en busca de la «no celebración de la consulta» ordenada por los jueces y siempre de una forma «prudente, apropiada y proporcionada».

[Sigue al minuto toda la información sobre la crisis catalana]

Esta es la respuesta que se remitió ayer al comisario de Derechos Humanos de esa organización, Nils Muiznieks, que el día 4 instó por carta al Gobierno de Mariano Rajoy a llevar a cabo «una investigación rápida, independiente y eficaz» sobre la intervención policial el día del falso referéndum, donde a juicio del responsable europeo se produjo «un uso desproporcionado de la fuerza». Al tiempo, Muiznieks trasladaba otras exigencias, como la regulación y supervisión del uso de armas antidisturbios y pelotas de goma por parte de los agentes o la creación de un «mecanismo» de denuncias contra las fuerzas del orden.

Sin entrar a valorar tales peticiones, la contestación firmada por el titular de Interior, Juan Ignacio Zoido, recuerda que «una comunidad internacional en la que el Estado de Derecho prevalece no puede aceptar el comportamiento antidemocrático de unos pocos (...) que quieren subvertir unilateralmente los principios en los que se funda la coexistencia democrática» e insiste en que el Tribunal Constitucional dio instrucciones de «prevenir o paralizar cualquier iniciativa que pretendiese ignorar la suspensión» de la pretendida consulta. «Las actuaciones no estuvieron dirigidas contra los ciudadanos o sus ideas, sino que buscaron la no celebración de la consulta», zanja.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, manifestó ayer al secretario general del Consejo de Europa, Thorbjorn Jagland, que los tribunales españoles serán quienes investiguen las denuncias presentadas por la actuación de la Policía y la Guardia Civil el pasado 1 de octubre en Cataluña. Además, le pidió que hasta conocer los resultados de esa investigación se eviten «juicios apresurados».

Dastis fue recibido por Jagland en Estrasburgo. El Consejo de Europa destacó al término «la importancia de la unidad de España». Además, indicó que el diálogo interno sobre Cataluña «debe basarse en la legalidad y los principios constitucionales».