España

Iglesias, sobre Vistalegre II: «Si hay acuerdo habrá listas conjuntas; si no, separadas»

El secretario general resta importancia a que los anticapitalistas o los errejonistas presenten documentos y listas propios porque su liderazgo está garantizado

Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados
Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados - EFE

Podemos afrontará en primavera su segunda asamblea ciudadana estatal. Pablo Iglesias tiene prácticamente asegurada una mayoría para revalidar su cargo al frente de la organización. Pero tampoco se sabe todavía cuál será esa mayoría. Su baza es estar en medio de los anticapitalistas y los errejonistas. Ninguno puede presentar un candidato alternativo porque son sectores que se repelen tanto que si uno de ellos diese el paso el otro se alinearía con Iglesias para cerrarles el paso.

La intención del secretario general sigue siendo hacer de su condición de imprescindible para liderar el partido el reclamo para pactar una lista conjunta de cara al consejo ciudadano estatal, que se elige por separado de la secretaría general, para dar cabida a las dos principales sensibilidades del partido. Él, Iglesias, se ha dedicado a hacer equilibrios entre unos y otros.

El choque con Errejón, sobre el que Iglesias ha levantado un cortafuegos, y la victoria de Ramón Espinar tras pactar con los anticapitalistas en las primarias a la Comunidad de Madrid apuntaba a reeditar esa fórmula en el ámbito estatal. Así lo querían los más próximos a Iglesias.

Pero precisamente el resultado de Madrid, la victoria aplastante de Teresa Rodríguez en Andalucía parecen animar a anticapitalistas a buscar su propio camino para lograr representación en el máximo órgano de dirección. Según aseguran a EFE fuentes de anticapitalistas el partido habría decidido presentar su propia hoja de ruta de cara al cónclave.

Aunque eso no excluye que en una posterior negociación puedan alcanzarse acuerdos concretos. Esta mañana, durante una entrevista en Radio Nacional de España, Iglesias ha querido calmar los tiempos: «Primero tendremos que hablar de política y convocar Vistalegre». Y tanto para los errejonistas como para los anticapitalistas ha lanzado un mensaje a medio camino entre el reto y la oportunidad: «Habrá que debatir. Si hay acuerdo habrá listas conjuntas; si no, separadas».

Pero a lo que Iglesias da importancia es a mantenerse al frente de la organización. Si eso es así, ya habrá tiempo después de adaptarse a la composición final del consejo ciudadano. Iglesias asume ese rol sin problemas: «Tengo el apoyo de Íñigo y el resto para ser secretario general. Me toca discutir con todos. Ese va a ser mi trabajo, en la medida que tengo el apoyo de todos los compañeros. A mi no me sobra nadie, los quiero a todos conmigo».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios