España

Iglesias endurece el tono contra el PSOE y advierte que puede acabar «arrodillado frente al PP»

El líder de Podemos vería «un fraude» que los socialistas terminasen absteniéndose ante el PP, y opina que el populismo debe abandonarse si se llega al Gobierno

Pablo Iglesias, este miércoles
Pablo Iglesias, este miércoles - EFE

Pablo Iglesias trata de endurecer la posición de Podemos para los acontecimientos de las próximas semanas, bien la formación de Gobierno o la convocatoria electoral. Y las dos se abordan con un endurecimiento del discurso sobre el PSOE.

El líder de Podemos ya descarta cualquier posibilidad de Gobierno alternativo-«El PSOE no quiso»- y ya descuenta la abstención de los socialistas frente al PP. «Es evidente que la gestora del PSOE se quiere abstener y ahora habrá que ver si el PP acepta esa abstención o le pone condiciones versallescas para forzar elecciones».

Antes de presentar el libro «Horizontes neoliberales en la subjetividad» de Jorge Alemán, Iglesias ha endurecido mucho el tono respecto al PSOE: «Hay un partido que dijo "no es no" hasta la saciedad y ahora parece que no es sí. Y ahora parece que se puede mentir en campaña electoral como hizo Ciudadanos y como parece que hizo el PSOE».

Podemos, única alternativa

La tesis de Iglesias es clara: la división del PSOE y el debate en torno a la abstención al PP convierte a Podemos en la única alternativa a Mariano Rajoy haya o no elecciones: «Cuando el partido más importante del siglo XX puede acabar arrodillado frente al PP nosotros tenemos que demostrar que somos el futuro».

El líder de Podemos no ha mostrado temor en ningún momento sobre la posibilidad de hablar de unas terceras elecciones-«si vamos a elecciones salimos a ganar»-. Preguntado si se ve como líder de la oposición tras unas nuevas elecciones ha contestado que «o como presidente del Gobierno».

Sobre si los pactos autonómicos con el PSOE están en peligro Iglesias ha vuelto advertir que «nuestra gente puede tomar nota» y ha aceptado que pueden existir «dinámicas diferentes en función de la actitud de los diferentes barones». Y ha defendido por ejemplo el papel de Francina Armengol-«Esa es la actitud que a nosotros nos gusta»- frente a la de barones como Puig, Page o Lambán porque «a lo mejor puede resultar un fraude para los ciudadanos».

Populismo, ¿si o no?

Durante el acto de presentación del libro de Jorge Alemán, Iglesias ha defendido sus tesis para la construcción de Podemos de cara al futuro. Iglesias cree que entendiendo las dinámicas populistas como la convocatoria «a nuevos sujetos para el cambio», el líder de Podemos cree que «el debate que tenemos es si Podemos tiene que seguir siendo populista o no».

Piensa que sí, y que el momento para abandonarlo es si se llega al Gobierno: «Se acabó el populismo, nos sirvió durante campaña», ha imaginado, porque «si gobernamos» hay que adoptar «una dinámica consensual ante el compromiso histórico». Esto es, la dinámica populista es un mecanismo para llegar al poder.

Iglesias ha criticado al PSOE porque «nunca quisieron gobernar con nosotros, nos querían ver dóciles dentro del parlamento» porque «los parlamentos están hechos para que nadie pueda dar miedo». «El mensaje que nos da el PSOE es que gobernaremos cuando tengamos mayoría absoluta».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios