España

Iglesias apuesta por fortalecer los vínculos pero que IU y Podemos mantengan su «institucionalidad»

El líder de Podemos demanda construir la confluencia con IU «por abajo» desde las movilizaciones sociales y destaca que son «organizaciones políticas diferentes»

Íñigo Errejón, Alberto Garzón y Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados.
Íñigo Errejón, Alberto Garzón y Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados. - Ignacio Gil

La relación entre Podemos e Izquierda Unida no deja de ser como cualquier convivencia en pareja y sus dificultades. Objetivos distintos y sobre todo, tiempos y ritmos diferentes. Ayer el líder de IU, Alberto Garzón, sorprendía con unas declaraciones en las que aseguraba que construir un «espacio político» que «supere a IU» con Podemos y otras organizaciones «lo antes posible».

Superar IU es algo que Garzón ya había apuntado en otras ocasiones, pero llamó la atención su premura. Más cuando Podemos celebrará en algún momento del primer trimestre de 2017 su segunda asamblea ciudadana en la que, como reconoció ayer el secretario de Organización Pablo Echenique, «se va a hablar de nuestra relación con los aliados».

Pero Echenique enfrío la posibilidad de que la alianza electoral Unidos Podemos se convierta en un partido político, pese a que a finales de septiembre responsables de Podemos, IU y Equo registraban el nombre en el ministerio de Interior para evitar, se excusaron, que alguien más usase ese nombre: «Yo diría que aunque tenga todo el sentido del mundo avanzar hacia un espacio político común pero eso no se hace en cuatro meses».

El líder aragonés del partido pidió reposar este debate: «El espacio político del cambio es joven» y que «acelerar procesos acaba con espacios políticos mal construidos. Tenemos que ir más despacio. Pensando mejor cada paso». En IU hablan de construir ese espacio político negando su disolución en Podemos pero sin aclarar cuál es el punto intermedio entre la situación actual y unirse en un mismo partido.

Ayer, Pablo Iglesias a su llegada a la presentación de un libro en Madrid se apuntaba a las tesis que apuestan por «fortalecer espacios de coordinación» y no tanto de una integración de los partidos. Su apuesta es construir una dimensión política «amplia y plural» desde las bases para que puedan «convivir las diferentes «particuaridades».

Iglesias cree que la confluencia «no pueden ser sólo coaliciones electorales y acuerdos de cuotas de participación en el Parlamento», y que «se tiene que construir por abajo». Pero dejó claro que «somos organizaciones políticas diferentes», aseguró, para dejar claro que tanto Podemos como IU tendrán que tener su «institucionalidad».

En la tarde de ayer Iglesias publicaba un artículo en el diario Público en el que incidía en esta idea y apuntaba también un mensaje en clave interna: «Necesitamos un Podemos que no necesite proclamarse transversal sino que construya la transversalidad en los conflictos sociales». Para Iglesias el ejemplo es la protesta conjunta frente a las sedes de Gas Natural que el partido organizó en toda España y en la que en Madrid estuvo acompañado por Alberto Garzón.

«Respetando la independencia de todas las organizaciones, Podemos no es lo mismo que IU, no es lo mismo que Equo, no es lo mismo que los espacios de confluencia que se dan en Galicia y en Cataluña, pero es importante consolidar un espacio político amplio y plural, no tanto por arriba, sino en el encuentro con las bases y de los militantes en los movimientos sociales en la sociedad civil», dijo ayer Iglesias.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios