España

Homs arropa el boicot contra González y califica al expresidente como «la provocación andante»

«Entiendo que haya gente que haga eso... Se ha cargado al secretario general del PSOE y está conduciendo el partido con mano dura a su suicidio político», sostiene el portavoz del PDC

Francesc Homs, portavoz del PDC, antigua Convergencia
Francesc Homs, portavoz del PDC, antigua Convergencia - EFE

El boicot que un grupo de estudiantes ha perpretado esta mañana en la universidad Autónoma contra el expresidente del Gobierno, Felipe González, ha recibido calor desde el Congreso de los Diputados donde el portavoz del PDC, Francesc Homs, ha dicho «entender» el suceso.

A su juicio, el exlíder del PSOE se ha convertido en «la provocación andante» ya que «se ha cargado al secretario general de los socialistas y está conduciendo con mano dura al PSOE a una cosa que es su suicidio político. Me parece un despropósito inmenso», ha criticado. Desde esta perspectiva ha subrayado que «entiendo que haya gente que lo haga (el boicot)».

Homs ha realizado estas declaraciones durante una rueda de prensa realizada en el Congreso de los Diputados para explicar su posición ante la petición de suplicatorio sobre su persona enviada por el Tribunal Supremo por el caso del 9-N.

El portavoz de la antigua Convergencia ha desvelado que pedirá a la Comisión del Estatuto del Diputado que cite al presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, que comparezca como testigo para explicar por qué «se fue de fin de semana, no actuó, se lavó las manos» en los días previos a la consulta soberanista del 9-N.

«Aquello no fue neutro», ha subrayado, insistiendo en que la Generalitat pidió al TC que «midiera el alcance preciso de aquella suspensión (de la consulta) y no obtuvo respuesta».

Esta citación, no obstante, forma parte de la estrategia política del propio Homs de dar la máxima repercusión al proceso judicial y construir su papel de víctima ya que, fuera de micrófonos, él mismo ha reconocido ser consciente de que la Comisión del Estatuto del Diputado rechazará su petición.

La comparecencia que sí se producirá será la del propio Homs, a petición propia, ya que ha pedido evacuar sus alegaciones presencialmente en lugar de hacerlo por escrito, de nuevo siguiendo esa estrategia de búsqueda de eco mediático. Homs lo ha justificado en su deseo de que «todos los diputados puedan conocer mi versión y mis argumentos».

La Comisión del Estatuto del Diputado debe ahora investigar las causas del suplicatorio, incluyendo la petición de alegaciones al interesado, y elevar sus conclusiones al Pleno del Congreso en el plazo máximo de un mes. El hemiciclo decidirá después en votación secreta si el suplicatorio es aceptado y, por tanto, el Tribunal Supremo puede continuar el proceso contra Homs, encausándole y procediendo por la vía penal.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios