España

La Guardia Civil recupera tres estatuas romanas de dos mil años de antigüedad desaparecidas hace un siglo

Agentes de Seprona iniciaron la operación el pasado mes de febrero tras la consulta de diversos ensayos y artículos históricos

Imagen de la operación «Kairos» llevada a cabo por la Guardia Civil
Imagen de la operación «Kairos» llevada a cabo por la Guardia Civil - MINISTERIO DEL INTERIOR
EUROPA PRESS Murcia - Actualizado: Guardado en:

La Guardia Civil ha recuperado tres estatuas de mármol, de época romana y con una antigüedad de dos mil años, cuya pista se perdió hace un siglo. En el marco de la operación «Kairos», dentro del «Plan para la defensa del Patrimonio Histórico Español», la Benemérita ha localizado en dos domicilios de Lorca y Cartagena estas piezas, de incalculable valor y pertenecientes al Yacimiento de «Los Cantos», en la localidad de Bullas.

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) iniciaron la operación el pasado mes de febrero tras la consulta de diversos ensayos y artículos históricos donde aparecían las primeras alusiones a las citadas estatuas y cuya pista se perdió a principios del pasado siglo XX cuando, por parte de los eruditos locales, se llevaban a cabo los primeros trabajos arqueológicos en el Yacimiento de «Los Cantos». Los documentos describían con todo detalle las estatuas en una relación epistolar mantenida entre su descubridor y el epigrafista Fidel Fita.

La investigación ha permitido a los guardias civiles seguir el recorrido del conjunto escultórico hasta su actual paradero, dos viviendas ubicadas en Lorca y Cartagena. Tras la autorización del Juzgado de Instrucción número 1 de Mula, en Murcia, la Guardia Civil inició este jueves la entrada y el registro en los domicilios objeto de la investigación en los que se ha logrado recuperar tres de las estatuas, dos en Lorca y una en Cartagena, en manos de particulares.

El «Niño de las uvas»

Las tres estatuas formarían parte de un conjunto escultórico compuesto por una cuarta estatua popularmente conocida como el «Niño de las uvas», actualmente en paradero desconocido. Dicha estatua estaría vinculada con la localidad de Bullas, en sus orígenes una zona vinícola.

El conjunto escultórico procedería de una villa o casa rural romana que, a modo de hacienda, se dedicaría fundamentalmente a tareas agrícolas. Las esculturas estarían ubicadas en las cuatro esquinas del impluvium o patio central de la vivienda encargado de recoger las aguas de la lluvia ejerciendo a modo de surtidores del mismo o quizás regando a través de los mismos los jardines de la vivienda o domus.

Durante el desarrollo de la operación, la Benemérita se está coordinando con el Servicio de Patrimonio Histórico de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, con el que existe una estrecha colaboración en el ámbito del «Plan para la defensa del Patrimonio Histórico Español». La Guardia Civil ha puesto a disposición de la Comunidad la información obtenida durante el desarrollo de la operación «Kairos», que aún continúa abierta, para que, en su caso, sancione a los poseedores de las piezas recuperadas. Las tres esculturas han sido depositadas en los museos arqueológicos de Lorca y Murcia a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Mula.

La Ley 4/2007, de 16 de marzo, de Patrimonio Cultural de la Comunidad, recoge en su disposición transitoria cuarta la obligación, por parte de los particulares, de entregar los objetos y restos arqueológicos o paleontológicos, por tener consideración de dominio público, a la Dirección General con competencias en materia de Patrimonio Cultural, incurriendo en caso contrario en una infracción grave con multas que oscilarían entre los 101.000 hasta los 200.00 euros.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios