Juan Ignacio Zoido e Íñigo de la Serna
Juan Ignacio Zoido e Íñigo de la Serna - EFE

El Gobierno quiere que pase la polémica por la AP-6 para dar explicaciones en el Congreso

Ana Pastor no prevé convocar la Diputación Permanente hasta la última quincena del mes

MADRIDActualizado:

Pese a la celeridad con que el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, anunció el domingo que comparecería voluntariamente ante el Congreso para explicar el colapso de la A-6, el Gobierno está demostrando no tener ningún interés en que esa cita se produzca con inmediatez.

No fue hasta el lunes por la tarde, después de que el PSOE, Podemos y Ciudadanos registraran en el Congreso peticiones de comparecencia para De la Serna, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, cuando el Gobierno solicitó de manera oficial las mismas citaciones a petición propia.

Y lo hizo además con carácter ordinario lo que implica que, al ser enero un mes inhábil en el Congreso, cualquier iniciativa política que no tenga el carácter de extraordinario queda pendiente hasta el nuevo periodo de sesiones que comenzará en la segunda semana de febrero. Un momento en que la polémica por el colapso de la AP-6 ya se habrá enfriado.

El PSOE, no obstante, sí solicitó el lunes esas comparecencias con carácter extraordinario, lo que obliga a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, a convocar a la Diputación Permanente, el órgano que ejerce las funciones del Pleno en periodos de inhabilidad, para que debata y vote la convocatoria de esas comparecencias.

Pero la fecha de la convocatoria es potestad exclusiva de la presidenta del Congreso y fuentes de la Mesa del Congreso aseguran que ha mostrado su intención de no convocarla antes de la tercera o cuarta semana de este mes. Esto llevaría la comparecencia de los ministros hasta la última semana del mes o la primera de febrero, en el límite del inicio del periodo de sesiones y cuando la polémica habría quedado prácticamente olvidada. No en vano, pasarán entre tres semanas y un mes del colapso antes de que el Gobierno ofrezca explicaciones en el Congreso.

Fuentes de la presidencia de la Cámara Baja no han querido apuntar ningún tipo de calendario pero sí han reconocido que Pastor no tiene previsto convocar a la Diputación Permanente esta semana y que, como pronto, la convocatoria se tramitaría para la semana que viene. Desde el lunes argumentan que Pastor quiere hablar con los portavoces parlamentarios antes de poner la fecha para conocer de primera mano qué grado de celeridad desean para las convocatorias pero, de momento, no lo ha hecho.