Sáenz de Santamaría saluda a Pío García Escudero este miércoles a su llegada al Congreso - EFE

El Gobierno: «El "procés" está kaput»

Rivera señala su preferencia por un gobierno de Arrimadas con el PSC

MadridActualizado:

Pase lo que pase en las elecciones autonómicas catalanas del 21 de diciembre, el Gobierno de Rajoy considera que el proceso independentista no da más de sí. «El procés está kaput», sentenció la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, en una charla informal con periodistas en la recepción del Congreso. A su juicio, el «esquema» empleado por los independentistas no tiene más recorrido y está totalmente agotado. La número dos del Gobierno también cree que el mundo separatista «no rasca bola» en la esfera internacional, una de las causas por las que ha naufragado.

Rajoy opina exactamente lo mismo y ve los movimientos de Carles Puigdemont con total indiferencia. «Que haga lo que quiera, me trae sin cuidado», comentó a los periodistas, sobre los pasos que pueda dar el expresidente autonómico. Eso sí, el jefe del Ejecutivo subrayó que se puede ser «conserje o presidente», pero «todos están sometidos a la ley».

Pero todos están convencidos de que el broche debe ser que los independentistas no tengan tras el 21 de diciembre la posibilidad de gobernar. Y en ese contexto de pactos volvieron a evidenciarse las diferencias. El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, fue el más claro al reconocer que su apuesta es formar un Gobierno en el que núcleo duro lo asuman su partido y el PSC. Sobre la posibilidad de que fuese Iceta el presidente, Rivera descarta esa posibilidad si se dibuja un escenario como el que reflejaba el CIS. Si Ciudadanos supera a la suma de PSC y Catalunya en Comù, Rivera vino a decir que las aspiraciones del PSC no son posibles.

A ese Gobierno Rivera querría sumar figuras independientes, mientras que la posibilidad de incorporar figuras del PP dependería de la aritmética y de los recelos que eso pueda generar en otros socios. Su apuesta de campaña es esencialmente insistir en que Cs es el «voto útil» y en tratar que la llave que puede representar la candidatura de Catalunya en Comù sea «más pequeñita». Iglesias también habló ayer sobre las elecciones autonómicas catalanas. Y lo hizo para introducir la variable que, a su juicio, es «peor para todos»: el bloqueo político y la necesidad de repetir los comicios. El secretario general de Podemos ve «muchas posibilidades» de que se pueda dar este escenario, dado que todas las fórmulas que se presentan a la hora de construir pactos se ven frenadas en seco por los «bloqueos mutuos» que hay entre los candidatos.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias intercambiaron impresiones sobre las elecciones y confrontaron respecto a quién era el candidato más transversal, si Xavier Domènech o Miquel Iceta. Lo que ha venido en llamarse el candidato ‘Borgen’. Las encuestas auguran un resultado nada favorable para la coalición liderada por Xavier Domènech, y desde Podemos lo sitúan como el candidato de consenso que puede sortear estos vetos y lograr un acuerdo para un Gobierno de la Generalitat. «Es el único capaz de sentar en la misma mesa a Miquel Iceta y a Oriol Junqueras», explicó ayer Iglesias, que defendió que la única forma de evitar el bloqueo político es un pacto «entre progresistas».