El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Consejo Europeo, celebrado en Bruselas
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Consejo Europeo, celebrado en Bruselas - REUTERS

El Gobierno invita a Puigdemont a acudir al Senado

Rajoy podría intervenir en el Pleno del viernes 27 para defender las medidas que se aplicarán en Cataluña

Una Comisión conjunta, formada por la de Comunidades Autónomas y la Constitucional, tramitará el 155 en la Cámara Alta

MadridActualizado:

La tramitación de las medidas del 155 en el Senado dará otra oportunidad al líder independentista, Carles Puigdemont, para que acuda a la Cámara Alta y comparezca. El ministro y portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, ha recordado al aún dirigente autonómico que dispone de esa última oportunidad, y que tiene tiempo para rectificar y volver a la legalidad antes de que la intervención se haga efectiva.

Puigdemont ha rechazado todas las invitaciones que ha recibido hasta ahora para acudir al Parlamento nacional. En el caso hipotético de que decidiera hacerlo en este momento para defender sus alegaciones ante las medidas del Gobierno, comparecería en la Comisión conjunta que se creará, y que estará formada por senadores de la Comisión General de Comunidades Autónomas y de la Constitucional.

En esa comisión conjunta intervendría también un miembro del Gobierno, aunque el presidente Mariano Rajoy podría comparecer en el Pleno del viernes 27 para explicar la aplicación del 155 en Cataluña, justo antes de que se voten las medidas.

A las diez de la mañana de hoy se reúne el Consejo de Ministros de forma extraordinaria, para dar luz verde al escrito con las medidas de intervención que se pondrán en marcha en Cataluña, al amparo del artículo 155 de la Constitución. El ministro y portavoz insistió ayer en que estas medidas «no suponen suspender la autonomía de Cataluña». Aunque no quiso entrar en el contenido concreto de ninguna de ellas, sí se refirió a los cuatro objetivos de la intervención.

En primer lugar, el Gobierno aplicará el 155 para recuperar el ejercicio del autogobierno, la legalidad constitucional y la restauración del Estatuto de Autonomía, actualmente fulminado por el golpe de los independentistas. El segundo objetivo es «asegurar la neutralidad institucional», para representar a todos los catalanes, y no solo a una parte. En tercer lugar, las medidas se aplicarán para «garantizar los servicios públicos esenciales y la recuperación económica, que en estos momentos está seriamente en duda». El cuarto objetivo será «preservar los derechos de los catalanes, la libertad, la seguridad y la pluralidad».

La activación del 155, que hoy mismo iniciará su tramitación en el Senado y que culminará el viernes 27 con la votación en Pleno, va dirigida a esas actuaciones. La convocatoria de elecciones sería, pues, la consecuencia y el resultado de las medidas.

Méndez de Vigo confirmó que el 155 «permite la posibilidad» de que se convoquen elecciones autonómicas, una vez intervenida la Comunidad. Pero el portavoz ve «prematuro» poner una fecha ya a los comicios, porque antes hay que lograr esos cuatro objetivos.