España

Las gestoras que sí han convocado Sánchez y sus aliados

El secretario general del PSOE forzó en 2015 la salida de Tomás Gómez de la federación madrileña

Tomás Gómez y Pedro Sánchez, en julio de 2014
Tomás Gómez y Pedro Sánchez, en julio de 2014 - EFE
S.E. Madrid - Actualizado: Guardado en:

Pedro Sánchez se niega a convocar una gestora para que tome las riendas del partido, pese a la dimisión de 17 miembros de la Ejecutiva que, al ser mayoría, pretenden cesar automáticamente al resto de la dirección, incluido el secretario general. Sin embargo, este no lo ha aceptado y pretende seguir liderando el partido, pese a que ha sido su equipo quien, en ocasiones similares, sí ha convocado esa gestora para tomar el mando.

El precedente a nivel federal fue en el año 2000, con la dimisión de Joaquín Almunia tras perder las elecciones contra el candidato del PP José María Aznar. Con su marcha, se llevó a cabo la formación de una gestora de 15 miembros —dirigida por Manuel Chaves— que asumió las riendas del partido hasta que José Luis Rodríguez Zapatero se hizo con el liderazgo del PSOE.

Sin embargo, a nivel autonómico y provincial ha habido también casos en los que se ha vivido una situación similar. En mayo de 2014 ocurrió algo parecido en Castilla y León. El que por entonces era secretario autonómico del PSOE, Julio Villarrubia, acusó a su antecesor y actual portavoz socialista en el Senado, Óscar López —que pertenece al bando que apoya a Sánchez— de haber organizado la dimisión de 25 de los 48 miembros que conformaban la Comisión Ejecutiva Autonómica, lo que derivó en la creación de una gestora que dirigió el partido en la Comunidad hasta que se celebró un congreso extraordinario. Sin embargo, el secretario de Organización de los socialistas, César Luena, aseguró ayer que esta situación no era aplicable a nivel federal.

Esta misma estrategia utilizó también Óscar López, por entonces secretario de Organización Federal, en el PSOE de Ávila. La Ejecutiva Provincial se había creado con 40 integrantes, de los cuales uno había causado baja. La pérdida de confianza en el secretario provincial, Tomás Blanco, causó la dimisión de 20 miembros, que argumentaron que al quedar la Ejecutiva solo con 19 miembros quedaba disuelta. Sin embargo, Blanco se negó, lo que derivó en que López llevara a cabo la creación de una gestora.

Pero el propio Pedro Sánchez también forzó la creación de una gestora en febrero de 2015, cuando decidió destituir al entonces líder del socialismo madrileño, Tomás Gómez. El secretario general decidió apartar a Gómez del PSM, de manera que provocó que la Ejecutiva Federal y tomara las riendas del partido. Ahora, sin embargo, Sánchez no considera esta alternativa a nivel federal, y se aferra a su cargo, mientras que el ex dirigente del PSM está en el bando de quienes han presentado su dimisión para acabar con el actual líder del PSOE.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios