España

La gestora purga a los diputados sanchistas y se resigna con Margarita Robles en la presidencia de Justicia

Una treintena de portavoces deja su puesto aunque se mantienen los del PSC que votaron "no" a Rajoy

De izquierda a derecha, Zaida Cantera, Susana Sumelzo y Margarita Robles
De izquierda a derecha, Zaida Cantera, Susana Sumelzo y Margarita Robles - Efe

El PSC y la presidenta de la Comisión de Justicia del Congreso, Margarita Robles, se salvan de la purga en el Grupo Socialista aprobada anoche por la gestora del PSOE. Una purga que, al final, va más allá de los 15 diputados que votaron «no» a Rajoy y que, de momento, no incluye un expediente de expulsión -en el caso de los seis diputados que son militantes del PSOE-.

La gestora, reunida ayer por la tarde en la sede de Ferraz, ha decidido no apartar a la sanchista Robles por el riesgo de que el PP «devolviera» al PSOE su boicot al exministro Jorge Fernández Díaz no apoyando a su nuevo candidato para presidir la Comisión de Justicia.

Aún así, el portavoz de la gestora, Mario Jiménez, dio anoche el argumento de la estabilidad institucional para mantener a Robles: se trata de "no alterar la composición institucional de las cámaras" por "cuestiones partidarias". Y es que, para la gestora que manda en Ferraz, una cosa son los cargos institucionales y otro las portavocías, que necesitan "confianza" política.

Por eso, Adriana Lastra, destacada sanchista, es relevada como portavoz en la Comisión de Administraciones Públicas, pese a que se abstuvo «por imperativo»; lo mismo hizo María González Veracruz quien, sin embargo, conserva la portavocía en Innovación.

José Luis Ábalos, que también se abstuvo pero es un destacado sanchista, se mantiene en la dirección del grupo. Susana Sumelzo y Zaida Cantera votaron «no» y dejan las Portavocías de Administraciones Públicas, y adjunta de Defensa; lo mismo que la orensana Rocío de Frutos, que deja la portavocía adjunta en la Comisión de Empleo del Congreso. Y María Luisa Carcedo sale de la dirección del Grupo Socialista en el Senado.

La gestora cambia 30 portavoces, pero no ha querido hacer sangre con el PSC. Aparta a la portavoz adjunta del grupo Meritxell Batet, pero hasta que ver cómo queda la negociación entre ambos partidos. A quien sí aparta definitivamente de la dirección es a la balear Sofía Hernanz, muy afín al sanchismo,como la presidenta de esa comunidad, Francina Armengol.

La dirección del grupo parlamentario del Congreso de los Diputados quedará formada por Antonio Hernando, Miguel Ángel Heredia, Isabel Rodríguez, Marisol Pérez y Pedro Muñoz en sustitución de Hernanz

Y se mantiene a los diputados del PSC portavoces en las comisiones de Educación, Manuel Cruz; Políticas Integrales de Discapacidad, Joan Ruiz; y Comisión del Pacto de Toledo, Mercé Perea. Es más, Batet, al conocer la reestructuración del grupo, comentó anoche que ve "buena voluntad" en la gestora.

Batet va a formar parte junto a Antonio Balmón y Salvador Illa, el nuevo secretario de Organización, de la delegación del PSC que negociará durante los dos próximos meses con la delegación del PSOE, que, a su vez, estará formada por Elena Valenciano, Francisco Fuentes y el propio Mario Jiménez.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios