España

«Génova era como mi casa» y otras frases de la declaración ante el juez de Correa

El presunto cabecilla de la Gürtel, antes de que lo contratara el PP: «Al único mitin que había ido en mi vida fue a uno de La Pasionaria»

Declaración de Correa ante el juez
Declaración de Correa ante el juez - EFE
ABC.es Madrid - Actualizado: Guardado en:

El presunto cabecilla de Gürtel, Francisco Correa, ha narrado este jueves ante el tribunal de la Audiencia Nacional que le juzga los inicios de su relación con el Partido Popular (PP), su relación con sus dirigentes (los de entonces y los de ahora) y sus movimientos empresariales. Aquí, una selección con las frases más destacadas.

«No se hacía solo con el PP, se hacía con cualquier partido, es una práctica habitual del país, del sistema (...). No existe un solo un Francisco Correa como el que esta aquí, existen muchos franciscos Correa, a mi me cogieron y estoy aquí sentado en el banquillo, si hubiera facturado mi gestión no estaría aquí».

«La primera vez que escucho cohecho y prevaricación es cuando me detienen», ha asegurado para explicar que al hacer regalos a políticos «lo que quiero es que mi empresa funcione bien». «¿Cómo no voy hacer un regalo a una persona que me está dando un trabajo importante?», ha expuesto.

«De repente un día Luis Bárcenas me llama y me dice: ¿tu sabrías hacer un mitin político? Y yo al único que fui en mi vida fue cuando acompañé a mi padre en el año 75 o 76 a uno con La Pasionaria, mi padre lloraba de ver a todos mis amigos de la época del 39», ha relatado. Así, presentó un presupuesto que «montó un revuelo» hasta el punto de que Francisco Álvarez Cascos le llamó la atención porque era muy bajo.

«Bárcenas me dio juego», ha indicado hasta en dos ocasiones, después de asegurar que sus vínculos con el PP eran meramente empresariales ya que sus afinidades políticas se dirigen «más hacia el otro bando» porque su padre fue refugiado político. Ha calificado al extesorero como una persona «muy complicada y muy seria».

Correa ha dicho al tribunal que le juzga que la colaboración de sus empresas con el PP se terminó alrededor de 2005, cuando José María Aznar dejó de ser el líder del partido y Mariano Rajoy se hizo cargo de la Presidencia. Con la nueva dirección, ha confirmado, «no había química». Antes de eso, relató, la relación laboral era muy intensa, «yo me pasaba el día en Génova, estaba más tiempo allí que en mi despacho, era mi casa, vamos».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios