Luis Bárcenas, en una imagen de archivo
Luis Bárcenas, en una imagen de archivo - ÓSCAR DEL POZO

La Fiscalía rebaja a 39 años y medio su petición de prisión contra Bárcenas por Gürtel

Anticorrupción mantiene su petición de 125 años de cárcel para el cabecilla, Francisco Correa

MadridActualizado:

La Fiscalía Anticorrupción ha mantenido este lunes sus peticiones de prisión para los principales acusados por el primer gran juicio a la trama Gürtel, que encara su recta final un año después. El Ministerio Público ha realizado modificaciones en sus conclusiones y ha rebajado su petición de prisión para el extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas de 42 años y medio de cárcel a 39 años y medio de cárcel, al retirar su acusación por el delito fiscal que le atribuía en su escrito inicial por el IRPF del ejercicio fiscal del año 2009.

En la sesión dedicada a las conclusiones finales, Anticorrupción ha mantenido por tanto los 125 años de prisión solicitados para el cabecilla de la trama, Francisco Correa, quien buscó sin éxito un acuerdo que le suavizase su horizonte penal al confesar gran parte de los hechos de la acusación. Esta vista oral enjuicia las irregularidades cometidas por la trama Gürtel en sus primeros años de actividad, entre 1999 y 2005, en las regiones de Madrid y Castilla y León, y los municipios de Estepona, Majadahonda y Pozuelo.

La rebaja en la pena de Bárcenas se debe a que la Fiscalía considera, tras las pruebas practicadas en el juicio, que el extesorero no defraudó a Hacienda por las rentas que ingresó en el año 2009. En su escrito inicial, Anticorrupción pedía para él 3 años de prisión y una multa de 521.900 euros por ese delito contra la Hacienda Pública. Aun así, la acusación contra Bárcenas, quien llegó a esconder en sus cuentas en Suiza hasta 42 millones de euros, se mantiene por los delitos de blanqueo, falsedad, apropiación indebida, siete delitos fiscales, estafa en tentativa, falsedad en documento mercantil, lo que podría llevarla a la cárcel.

Mato: 28.468 euros

Al mantener el resto de sus acusaciones principales, la Fiscalía sigue pidiendo que el Partido Popular, enjuiciado en esta vista por haberse podido lucrar de la red corrupta sin conocer el origen delictivo del dinero, devuelva 328.440 euros. Anticorrupción considera que la formación política se ahorro este dinero en las campañas electorales de Pozuelo y Majadahonda en 2003 y 2004, sufragadas por la trama Gürtel. El Ministerio Público acusa a 37 personas -empresarios, políticos y funcionarios- de pervertir la función pública al saquear las arcas del Estado y vulnerar todas las normas administrativas con adjudicaciones y sobornos.

También como posible partícipe a título lucrativo, la Fiscalía pide que la exministra de Sanidad Ana Mato sea condenada a devolver 28.468 euros, dinero con el que se lucró por las actividades de su exmarido, el antiguo alcalde de Pozuelo de Alarcón Jesús Sepúlveda. El Ministerio Público considera que la Gürtel sufragó varios cumpleaños y comuniones de sus hijos y regaló a Mato una estola y chal de Luis Vuitton.

En esta fase de la vista oral, el Ministerio Público también ha formalizado sus acuerdos con los tres acusados que reconocieron los hechos y dejaron en entredicho las explicaciones de los demás. Los tres (el empresario Jacobo Gordon, el constructor Alfonso García Pozuelo y el antiguo concejal de Hacienda de Pozuelo Roberto Fernández) evitarán así entrar en prisión. Anticorrupción solicita 5 meses de prisión para Gordon por blanqueo de capitales, 2 años sustituibles para García Pozuelo, y 9 meses para Fernández.

La posición de la Fiscalía complica el horizonte penal de gran parte de los acusados. Pablo Crespo, antiguo secretario de organización del PP de Galicia y considerado el número dos de la trama, sigue siguiendo acusado a 85 años y 6 meses de cárcel. La otra rebaja del Ministerio Público afecta al exconsejero de Deportes de la Comunidad de Madrid Alberto López Viejo, a quien retira la acusación por delitos fiscales. Esto supone una reducción en la petición de 46 a 40 años de prisión, por prestarse a la corrupción.