España

La Fiscalía pide prisión sin condiciones para seis de los ocho arrestados por la agresión de Alsasua

Los detenidos por dar una paliza a dos guardias civiles y sus parejas comparecen en la Audiencia Nacional

Pancartas de apoyo a los arrestados por la agresión en Alsasua
Pancartas de apoyo a los arrestados por la agresión en Alsasua - EFE

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado el ingreso en prisión provisional de seis de los ocho arrestados por la agresión de Alsasua. Según han informado fuentes jurídicas a ABC, el Ministerio Público ha pedido esta medida cautelar para Iñaki Abad, Oihan Arnanz, Julen Goicoechea, Jon Ander Cob, Jokin Unamuno, Aritz Urdangarin, quienes están declarando ante la juez Carmen Lamela.

El Ministerio Público ha descartado solicitar esta medida sin condiciones para las dos mujeres que han sido arrestadas en la operación: Edurne Martínez y Ainara Urquijo, al considerar que tuvieron menor participación en el ataque, han informado las mismas fuentes. Los ocho detenidos, conducidos por la Guardia Civil hasta Madrid, comparecen en la Audiencia Nacional por un delito de terrorismo.

La magistrada asumió la competencia para investigar lo sucedido al considerar que el ataque puede constituir un delito de terrorismo. La juez considera que el ataque, denunciado por la asociación de víctimas Covite, buscó «subvertir el orden constitucional o alterar gravemente la paz pública», como entendió la Fiscalía.

Los arrestados pertenencen al movimiento Ospi de Alsasua, una plataforma de la izquierda abertzale dedicada a reclamar, por diferentes métodos, la salida de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado de la comunidad de Navarra. En la madrugada del 15 de octubre, los agresores pegaron una paliza a dos guardias civiles y sus parejas, a quienes expulsaron del bar Koxka de la localidad.

La Guardia Civil, a quien la juez pidió un informe sobre la campaña de acoso que sufre en algunas localidades de Navarra y el País Vasco, sitúa la agresión en «el ambiente» del movimiento «Fuera de Aquí», que reclama la expulsión de las fuerzas y cuerpos de seguridad de Navarra y el País Vasco desde el año 1998.

Esta campaña, que en sus inicios fue promovida por la organización satélite de ETA Gestoras Pro-Amnistía y apoyada por los cachorros de ETA de Jarrai, Haika y Segi, persiste en la actualidad a través de plataformas populares vinculadas al entorno abertzale radical, como el movimiento de Alsasua al que pertenecen los agresores.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios